Archivo por meses: diciembre 2017

Feliz año 2018

Feliz Año Nuevo

¡Queremos desearte un Feliz Año Nuevo!

En estas fechas tan señaladas, es de buen agrado disfrutar de las reuniones en familia con ilusión y vistas a un nuevo año que esperemos que sea, sino mejor, igual que este. Por ello, con especial cariño, desde Curiosidades de la Caza, queremos felicitar a todos nuestros lectores, seguidores y amigos, por hacer nuestro trabajo más fácil y ser un apoyo incondicional cada día.

Queremos de todo corazón que paséis estas fiestas rodeados de buenos deseos y seres queridos. No podemos pedir más: únicamente seguir trabajando día a día para ofreceros los mejores contenidos, con la mejor calidad y todas las novedades en el sector de la caza. ¡Porque Curiosidades de la Caza no tendría sentido sin todos vosotros!

Por último, queremos aprovechar para hacer balance y haremos lo posible y lo imposible, para que el próximo año se antoje mejor que este.

Ya solo nos queda desearos una feliz entrada y salida de año. ¡Muchas gracias a todos!

FELIZ NAVIDAD

Desde curiosidadesdelacaza.com queremos felicitar las navidades a todos los que, de alguna manera, nos encontramos vinculados con este maravilloso mundo de la caza.

En estos tiempos en que la caza se encuentra más cuestionada que nunca por colectivos “animalistas”. En que los valores de la caza parece que ya no se tienen en cuenta. Hoy más que nunca, queremos reafirmar nuestro apoyo a este noble deporte y hacer extensivas las felicitaciones navideñas a:

cazadores, agentes forestales y medioambientales, a rehaleros, a guardas de cotos, a asociaciones que se desvelan por potenciar y defender esta bella afición y en especial:

A los que nos leéis y a los que aún no.

A quienes habéis tenido un mal día y os volvéis a casa “de bolo”

A quienes habéis “pinchado” el jabalí, corzo, o venado de vuestra vida.

A quienes habéis fallado lo infallable y no tenéis a quien echar la culpa.

A las “parientas”, esposas, novias, madres, hijas, compañeras, esposos, novios, hijos, compañeros a quienes hemos robado tiempo de convivencia con nosotros pero que, a pesar de todo, continúan prestándonos su apoyo incondicional pues saben lo que supone la caza para nosotros.

A todos vosotros, vuestras familias y amigos os deseamos las mejores fiestas navideñas y un  inmejorable 2018, en que veamos cumplidos todos nuestros deseos.

Feliz Navidad y buena caza.

LAS MASCOTAS, INEMBARGABLES

 

Si. Cualquier animal de compañía puede ser objeto de embargo, al menos hasta que se apruebe la ley que regula el nuevo marco jurídico de los animales de compañía.

Sin duda habréis leído o visto en televisión, la proposición del Grupo Parlamentario del Partido Popular en el sentido de modificar el Código Civil, al objeto de ofrecer un marco regulatorio diferente a los animales de compañía. Me explicaré:

Hasta ahora, el Código Civil, consideraba a todos los animales como cosas, y por tanto, sujetas al mismo régimen que una vivienda, un vehículo, etc… Con la proposición de que os hablo, los animales de compañía pasarán a denominarse “seres vivos dotados de sensibilidad” expresión algo cursi, pero de indudable relevancia.

Si la Proposición de Ley es aprobada finalmente, se modifican varias leyes, El Código Civil, la Lay Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Pero, ¿qué importancia práctica tiene esto? Pues bien, en primer lugar, como ya os decía, los animales de compañía pasarán a ser seres vivos dotados de sensibilidad, y no cosas.

Consecuencia de lo anterior es que dejarán de ser embargables, es decir, en caso de que os vierais envueltos en una reclamación judicial por falta de pago o por otra razón, vuestra mascota no podría ser embargada.

Otra de las modificaciones que se proponen en esta proposición de ley es la referente al régimen de custodia y visitas en que quedará el animal de compañía tras un procedimiento de separación o divorcio.

Creedme que el tema no es ninguna tontería, en mi condición de abogado he tenido que pelear muchas veces la custodia del perro o gato familiar y ha sido un foco de tensión bastante importante hasta el punto de dinamitar un posible acuerdo de divorcio por no existir acuerdo en las visitas del gato.

Hasta ahora la Ley nada decía sobre el establecimiento de visitas para el animal de compañía, se entregaba a quien aparecía como propietario y punto, a partir de la entrada en vigor de la Ley (cuando se produzca, si se produce) el juez que decida sobre el divorcio o la separación podrá establecer medidas de custodia y visitas para la mascota familiar. Esto es, podrá decidir quién se queda con la custodia del animal, si se establece una suerte de “custodia compartida” y si hay que establecer un “régimen de visitas” para cualquiera de los miembros de la unidad familiar.

Algo sobre lo que la Proposición de Ley no se manifiesta es sobre qué animales pueden ser considerados “de compañía” hay que entender que, a falta de especificación, caben dentro de ella, aves, reptiles, roedores, etc…

¿Qué os parece? ¿Creéis acertada la reforma?

 

Guarda de caza dando el stop

El furtivismo en la caza

Antecedentes del furtivismo en la caza.

El problema del furtivismo en la caza ni es nuevo, ni parece que haya forma de erradicarlo definitivamente. Todo lo contrario, cada día nos levantamos con alguna noticia relacionada con el mismo, y de mayor entidad.

Ya en textos de la Baja Edad Media encontramos alusiones a las penas a imponer a quienes, sin el debido permiso, abaten reses y animales en general, en montes y campos, por lo general, propiedad de reyes y grandes señores de la época.

Actualmente, tal y como nos cuentan los agentes medioambientales de Andalucía, la situación no ha cambiado y los amantes de lo ajeno siguen haciendo de las suyas, con absoluto desprecio de los propietarios de los cotos en que se abaten animales y aves y con un ensañamiento sobre la fauna, absolutamente desmedido, colocando cebos envenenados (que no discriminan la especie que los ingiera) los lazos, que tampoco, trampas, etc.. provocando una auténtica matanza de cualquier especie, protegida o no.

En la Edad Media este tipo de conductas tenía su explicación pues el campesino de entonces no tenía nada que echarse a la boca y debía mantener una familia, siendo el Señor de la época quien era el propietario de los terrenos y sus animales. Así, la caza, era una fuente de alimentación importante para los más desfavorecidos. No obstante, la situación ha cambiado absolutamente y no creo que nadie cace para comer. Siendo así, ¿cuáles son los motivos que llevan al furtivismo?

Por un lado, la venta de los propios animales y sus defensas, lo que reporta un inestimable ingreso económico.

El autoconsumo y la propia satisfacción del furtivo.

La organización de batidas y recechos ilegales a cambio de una compensación económica.

Organizaciones mafiosas de furtivos.

Actualmente, la actividad furtiva ya no se limite a dos o tres “salaos” que pretenden hacer el agosto a costa del colectivo de cazadores (ellos, no lo son) nos encontramos ante auténticas mafias que han encontrado en la actividad cinegética un auténtico filón y que, además, cuenta con escasa vigilancia, contando para sus fechorías con muy buenos rifles, mejores visores y un sinfín de aparatos de alta tecnología para la localización, seguimiento y caza de sus presas.

La escasa vigilancia de los cotos y zonas de explotación cinegética y la existencia de grupos perfectamente organizados para la matanza de animales (que no caza) plantea un serio problema que, al final, lo pagaremos los mismos.

A éstos deben dirigir sus miradas los “animalistas” y no a quienes legalmente ejercen una afición, que además, contribuye a la protección del medioambiente y a la creación de riqueza.

 

 

Caza de jabalí con lanza

La caza del jabalí con lanza

 

Orígenes de la caza del jabalí con lanza.

La caza del jabalí con lanza es una modalidad cuyos orígenes se pierden en los tiempos, si bien encontramos mosaicos romanos de antes de Cristo en los que aparecen lances de caza utilizando la lanza y fue, junto con la caza del jabalí a trailla, una una actividad muy apreciada por monarcas y nobles durante la alta y baja Edad Media. Reyes como Alfonso X y Felipe II eran muy asiduos.

Actualmente, su ejercicio se encuentra muy limitado a zonas de Castilla La Mancha y Andalucía especialmente.

¿En qué consiste esta modalidad de caza?

La jornada comienza con la suelta de varios perros de rastro y varios jinetes a caballo provistos de lanza que siguen a los perros hasta que éstos encuentran el encame del cochino.

En esta modalidad es básica la destreza con el caballo, así como unos buenos perros de rastro, que se guíen por su olfato hasta dar con la cama del guarro.

Normalmente se utilizan perros de rastro, mejor que de agarre, pues se trata de localizar al animal y atosigarle mediante las ladras de los perros hasta conseguir una buena situación del jinete para poder lancearle y así, abatirlo de forma rápida impidiendo el sufrimiento de éste. La utilización de perros de agarre, una vez hubieran enganchado al animal, harían muy complicado lancear al jabalí con todos los perros encelados con el guarro.

La longitud de la lanza varía según el jinete y las preferencias de éste, en todo caso debe ser bastante diestro en la monta del caballo para poder situarse en una posición óptima para el lance definitivo, debiendo, por un lado, asirse a las riendas del caballo, y por otro, lancear al cochino en un lugar estratégico de su anatomía al objeto de evitar el sufrimiento de la res, procurando una perfecta compenetración entre caballo y jinete.

La figura del caballo es igualmente fundamental en esta modalidad de caza mayor, debiendo de tratarse de un equino que no muestre miedo al encararse con el verraco y que no eluda el cara a cara con el objetivo de ofrecer al jinete el lado de la grupa más adecuado para ejecutar un lance definitivo.

 

 

Caza del jabalí en la historia

Caza de jabalí a trailla

Un poco de historia

La caza del jabalí a trailla nos retrotrae a hace aproximadamente, siete siglos, para traeros un lance que ya existía en la Vieja Castilla, en el siglo XIV, y que aún hoy se sigue practicando si bien en la zona norte, y en especial, Galicia, Asturias y Cantabria. Dicha modalidad de montería ya se encuentra referenciada en un libro de Alfonso XI, denominado “Libro de la Montería” en el que se describen diversos lances de caza, según la experiencia propia del monarca castellano y otras historias que diversos cazadores le fueron contando.

Se trata de la montería “a la española” o caza del jabalí a trailla. Es quizá el lance más tradicional y el que se practicó en la Península durante siglos, antes de la aparición del arma de fuego, que revolucionó todo el panorama cinegético y cambió profundamente las prácticas venatorias.

¿En qué consiste la caza a trailla?

La caza de jabalí a trailla, básicamente consiste en ir en busca del encame del jabalí, para posteriormente, con los perros, sacarlo de la cama y abatirlo.

La jornada comienza con uno o dos sabuesos atados con una correa, denominada “trailla” de aproximadamente cinco o seis metros de largo e ir dejando que los canes vayan siguiendo el rastro del jabalí hasta su zona de encame.

Una vez localizado el animal, el montero vuelve con los perros hasta el lugar previamente convenido con otros monteros y es entonces cuando se decide qué jabalí es más óptimo para su caza, eligiendo normalmente a los machos adultos.

A partir de ahí, se sueltan unos cuantos perros al objeto de ir dirigiendo al jabalí a la zona donde los monteros se apuestan con los rifles para darle caza.

Así, los perros dirigirán al jabalí a la zona previamente acordada en la que se encuentra la armada lista para abatir la res.

El inconveniente principal de esta modalidad es que hay que ir muy sobrado de piernas ya que no se conoce el encame del jabalí y hay que seguir al perro hasta que dé con el mismo, lo que puede llevar varias horas subiendo por monte cerrado muchas veces y debiendo sujetar al perro con la correa para que no se escape.