Archivo por meses: marzo 2018

responsable

Responsable en caso de accidente en una montería

A la hora de comenzar una montería es muy importante conocer cuáles son las responsabilidades que se puede tener en caso de sufrir un accidente durante el transcurso de esta.

¿Cuál es el papel del Seguro Obligatorio del Cazador?

Como todos sabréis es obligatorio, según la Ley de Caza, poseer un seguro de caza. De este modo, en el caso de sufrir un accidente durante la montería, el perjudicado podrá realizar una acción directa contra la aseguradora con la que hayas contratado el seguro hasta el límite de la cobertura. Podrás encontrar seguros básicos, pero lo mejor es elegir un seguro más amplio. Ya que en algunas circunstancias, si se produce un accidente o siniestro,  puede darse que lo contratado no sea suficiente para hacer frente a los daños causados, sobretodo en casos de muerte o invalidez alta.

Normas de la montería para evitar accidentes

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que en las monterías existen normas generales que no debes olvidar:

  • No debemos movernos del puesto bajo ningún concepto hasta que llegue el postor, que se encarga de recoger la armada igual que la ha montado, o, si surge algo, encargarse de que alguien lo haga.
  • No mejorarse en la postura. Si la persona encargada de organizar los puestos ha marcado el puesto en el que debemos estar, no debemos mejorarnos. Con ello podríamos perjudicar al compañero de al lado.
  • Jamás tirar al viso, siempre debemos enterrar la bala.Siempre debes ver que se encuentra detrás de la pieza, antes de apuntarla y efectuar el disparo.
  • No disparar a varetos ni a hembras seguidas de crías.
  • Cumplir la ley vigente, tirar solo a especies autorizadas, etc.
  • No disparar al bulto, antes de realizar un disparo debemos ver claramente a nuestra pieza y con ello evitaremos disgustos.
  • Si marcan cupo, hay que respetarlo.

¿Quién es el responsable cuando sucede un accidente en una montería?

Señalar que los disparos “fortuitos” prácticamente no existen. En realidad se pueden presentar imprudencias que en algunos casos son leves y en otros muy graves.

Existen casos en los que algún cazado ha podido disparar al tamareo, sin mirar ni asegurarse si lo que se mueve es un jabalí o se trata de un compañero o una persona que está por el monte. En cualquier caso, el disparo es un acto personal, y la jurisprudencia establece el deber de asegurarse sobre lo que se va a disparar antes de realizarlo.

No solo interviene la culpa del cazador que acciona el gatillo y produce lesiones en otra persona. Otro factor es el comportamiento de la propia víctima la que hace que se pueda dar el accidente o el siniestro. Por ejemplo, si no se cumple una de las normas primordiales, como es la de no moverse de su sitio. Si un montero decide desplazarse de su puesto sin avisar, supone un motivo de acusación tanto como el de disparar.  En el caso de que el afectado sea una persona ajena a la montería, puede ser acusado de ser el responsable de sufrir el disparo al acceder una zona restringida bajo su responsabilidad.

Monterías

los puestos en la montería

La colocación de los puestos en la montería constituyen una de las quejas frecuentes entre monteros y tiradores en cualquier actividad cinegética de caza mayor.

La selección de los portillos.

La selección de los portillos en las monterías debe ser una de las cuestiones que debe ser cuidada con máximo interés y ello porque una colocación deficiente de los puestos puede llevar a un fracaso absoluto de un esperado día montero.

Mucho se ha discutido sobre distancias entre puestos, número de tiradores, rehalas, etc… Todo va a depender, lógicamente, de la extensión de la mancha a batir, sin embargo, parece razonable que la distancia entre puestos no sea inferior a unos 150 metros unos de otros, una distancia menor comprometería la seguridad. De igual forma hay que tener muy en cuenta la querencia natural de las reses, lo indicado sería fijar los puestos en el escape natural de los animales al objeto de obtener un mayor éxito. Igualmente debe tenerse en cuenta que una excesiva distancia entre portillos daría lugar a un auténtico “coladero” con las consiguientes quejas de los asistentes a la montería.

Número de monteros.

En cuanto al número de monteros, hay que decir que esta circunstancia va muy ligada al beneficio económico del organizador, quien buscará un mayor número de monteros, no obstante, la simple búsqueda del beneficio económico va en contra de la actividad cinegética.

Habrá que establecer el equilibrio entre el beneficio del organizador y el resultado óptimo de la monería, para ello, entiendo que un número adecuado de monteros podría oscilar de 10-12 monteros por cada 100 hectáreas, menos de ello, dejaría mucha zona libre de tiradores y escape de las reses.

Si bien hemos reflejado aquí algunas cifras de distancias entre puestos y números de monteros, no debemos olvidar que cada mancha es un mundo y lo primero a tener en cuenta será la querencia natural de los animales y la propia orografía de la zona a batir.

calibre

Calibre de rifle para caza mayor

Si practicas la caza mayor, ha llegado el momento de elegir el calibre, tipo de proyectil y cartucho. En el artículo de hoy te contamos cuales son los más adecuados para cada tipo de práctica.

Peso de la bala en su elección

Los proyectiles o balas pesan y se miden en grains. Por lo que debes tener en cuenta que si la bala pesa más tendrá una mayor caída. Al igual que si tiene mayor peso la punta de está estará más pegada. Esto se traduce en que las balas más pesadas o grandes pierden más velocidad que las más pequeñas o ligeras. Si la bala tiene una buena aerodinámica su trayectoria será mejor.

Calibre para el rececho y las monterías

Rececho

Cuando se practica el rececho, lo que más te interesa es que el disparo mantenga su trayectoria. La distancia media de disparo en un rececho es a 200 metros o más de distancia. Por ello algunos de los calibres más convenientes son: 243, los 270 o los 270 Winchester Magnum. También se puede utilizar un rifle del 30-06 o del 300 Winchester Magnum. En el caso de la 243 Winchester tiene un peso ligero con buena pegada y mucho alcance. Es uno de los más utilizados en nuestro país.

Monterías

En las monterías el tipo de proyectil dependerá de la posición o puesto que se vaya a ocupar. En el este caso la distancia de disparo más próxima, hablando de unos pocos metros con una distancia máxima de 150 metros. Se realiza un disparo rápido. Por ello los calibres recomendados son balas de escopeta: el 338 Winchester Magnum, el 308 Winchesterel 300 Winchester Magnum, el 375 H&H, el 45-70 y el 444 Marlin. Otros con mayor rapidez son los calibres: el 7mm, el 30-06 o el 270 Winchester Magnum, entre otros.

Existe una gran variedad de calibres y rifles, pero cada cazador debe hacerse a su rifle y calibre ideal. Como en todo, encontrarás a cazadores a favor o en contra de cada uno de ellos y basan esa opinión a su experiencia personal. Te recomendamos que en base a tu rifle busques el calibre que mejor se adapte al tipo de caza que practicas.

Desobedecer a un agente forestal

Aspectos legales

¿Sabías que desobedecer a un agente forestal, rural o medioambiental puede estar penado con la cárcel?

El artículo 556.1 del Código Penal dice: “Serán castigados con la pena de PRISIÓN DE TRES MESES A UN AÑO o MULTA DE SEIS A DIECIOCHO MESES, los que, sin estar comprendidos en el artículo 550, resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones, o al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.”

A raíz de un post publicado en nuestro blog el pasado día 5 de marzo, https://curiosidadesdelacaza.com/retirada-arma-agente-forestal/ todavía vemos que hay cazadores que niegan a los agentes forestales la facultad de inspección de nuestros efectos de caza y algunos que dudan de la posibilidad de que éstos puedan retirarnos el arma por la comisión de una presunta infracción de caza. Si bien esta última posibilidad no se da con frecuencia, hay que volver a recordar que es perfectamente posible.

La habilitación de los agentes forestales o medioambientales e incluso guardas rurales viene establecida en su propio estatuto de creación y en numerosas disposiciones legales, leyes de caza de las diversas comunidades autónomas, ley de montes, etc…

Hay que recordar que los miembros de los colectivos de protección medioambiental, forestales, rurales, medioambientales, tienen el carácter de agentes de la autoridad y ello les confiere la posibilidad de exigirnos, desde los papeles de la caza, permisos, licencias, guías, etc… hasta revisar el vehículo, remolques de perros, armas.

La negativa reiterada a acceder a cualquier requerimiento del agente puede ser constitutiva, no ya de una infracción de la caza, que también, sino, lo que es peor, un supuesto delito de desobediencia contemplado y penado en el artículo 556 del Código Penal.

Por todo ello, debemos mantener con los agentes una actitud en todo momento colaborativa, no sólo por las consecuencias de la desobediencia, sino porque debemos recordar que ellos también contribuyen, entre otras cosas, a luchar contra el furtivismo.

 

 

Beneficios de la caza

Ventajas y beneficios de la caza

La caza es  la acción o actividad de capturar a un animal con fines recreativos o para alimento. Es una actividad que llevan a cabo la mayoría de los seres vivos con el objetivo de alimentarse para sobrevivir.

Esta afición se lleva practicando por el ser humano desde la prehistoria.  En la actualidad, esta práctica se realiza de manera deportiva y está regida por una serie de normas y reglas que, en el caso de no ser respetadas puede ser castigado duramente. En el artículo de hoy de Curiosidades de la caza, queremos contaros cuales son algunos de los beneficios y ventajas de la misma.

Beneficios

  • Controlar la población de animales en un territorio.

El control de la población de las especies cinegéticas se logra a través de una doble forma, de un lado, mediante la eliminación de los individuos más viejos, con el fin de mejorar la especie mediante el acceso a las hembras de machos más jóvenes. Y de otro, disminuyendo el número de especies al objeto de obtener una población estable evitando la superpoblación, como ocurre con el jabalí o el conejo.

  • Facilitar comida y agua a los animales.

Hemos sido testigos a través de las redes sociales que el cazador contribuye decisivamente en el cuidado de las especies procurando en momentos de falta de alimento por razones climatológicas u otras, el reparto de alimento y agua en cotos y en hábitats naturales de las diferentes especies.

  • Control de las enfermedades que puedan tener.

La caza selectiva contribuye definitivamente a terminar con individuos aquejados de enfermedades contagiosas con lo que se consigue la propagación de la enfermedad a otros individuos sanos. Además de ello, el cazador actúa muchas veces como el primero que alerta sobre animales afectados por cualquier enfermedad. Es, en muchos casos quien da la señal de alerta ante posibles contagios.

  • Cuidar el medio ambiente.

A pesar de todas las campañas “teledirigidas” por los movimientos animalistas, hay que decir que el primer amante de la naturaleza es el propio cazador. Es quien más se preocupa por el estado de las especies y quien alerta sobre cualquier incidente que se pueda producir en el mundo animal. Todo lo dicho anteriormente favorece el cuidado del medio ambiente a la vez que un crecimiento sostenido de las distintas especies cinegéticas.

Ventajas de la caza deportiva

Unos van al fútbol y otros, de caza, en ambos casos se producen efectos beneficiosos para la salud, ejercicio físico, mejora de tensión arterial y efecto desestresante.

  • Generas sensación de bienestar.

La práctica de la caza produce, mediante la liberación de endorfinas, una agradable sensación a paz de espíritu,  que serena nuestro estado de ánimo general, con evidentes efectos beneficiosos para la salud.

  • Mejora la concentración y los sentidos. Con ella se mejora la puntería.

La práctica de la caza consigue agudizar nuestros sentidos, en especial vista y oído y con la repetición de disparos, conseguiremos afinar nuestra puntería.

En consecuencia, si bien la caza cuenta con muchos detractores y enemigos, animalistas y cazadores furtivos, es una afición que reporta evidentes beneficios tanto para nuestra propia salud física y mental como para el adecuado crecimiento sostenible.

¿deben ir armados los agentes forestales?

Estado de la cuestión

El encañonamiento de un agente forestal en Navarra hace unos meses y la muerte de dos agentes rurales en Lleida el año pasado, han avivado la polémica sobre el uso de armas por agentes forestales, medioambientales y rurales.

Desde algunos colectivos y asociaciones profesionales se ha exigido su autorización, sin embargo, no todo el mundo piensa igual y al final, será una decisión política la que autorice el uso.

Argumentos a favor de su uso

Argumentos a favor:

* La lucha contra la caza furtiva, cuyas actividades se apoyan más en redes de delincuencia organizada.

* La igualdad de armas frente a cazadores sin escrúpulos.

* La equiparación con otras fuerzas de seguridad …

Argumentos en contra:

*  El coste de las propias armas y su cartuchería. Esta puede ser una de las razones para negar el uso de las armas y ello por el coste de las mismas y su munición. ¿quién debe asumir dicho coste?

* El coste de los cursos de adiestramiento en el uso y manejo de armas de fuego para los diversos agentes. Muy relacionada con la anterior son los costes de dichos costes ¿Quién debe asumirlos?

* La multiplicación de armas de fuego en manos de colectivos no pertenecientes a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

* La actitud desafiante y la falta de colaboración cuando abiertamente la desobediencia de algunos cazadores frente a la labor inspectora de los agentes.

Así las cosas, cabe preguntarse si las razones esgrimidas en favor de la utilización de armas de fuego y los antecedentes aquí narrados son suficientes para aprobar su utilización.

Debemos recordar que la actitud del colectivo de cazadores es casi siempre colaborativa y respetuosa con el trabajo de agentes forestales y medioambientales, no obstante, si bien existen, como en cualquier otro colectivo, actitudes de rechazo ante el agente forestal, en absoluto identifican a un colectivo que roza el millón de personas.

La cuestión está sobre la mesa y corresponde a la Administración valorar unos y otros argumentos para determinar si finalmente se acuerda la utilización de armas de fuego para el colectivo de agentes forestales, medioambientales y rurales.

 

 

elección

La elección del perro de caza

¿Te gusta la caza? ¿Quiere adquirir un cachorro para cazar? Si estas pensando en adquirir un perro la caza, en el artículo de hoy te damos algunos consejos para que tomes la elección adecuada. Recuerda que después de la elección del tipo de perro viene: la socialización, la educación y el adiestramiento.

¿Qué tipo o raza de perro quieres?

Lo primero que debes tener claro es para que quieres al perro. Debes saber que tipo de caza vas a practicar con tu can, si vas a llevar a cabo una caza especializada, como el rastro de sangre en la caza mayor o la becada en la menor, o si simplemente quieres un perro “polivalente o generalista” que te ayude en todo tipo de caza.

Teniendo en cuenta estos factores, podrás elegir entre una o varias razas concretas.

Importancia de la elección de la raza

“Cada perro es un mundo”, y por tanto no todos los perros de una raza cumplen con lo que se espera de ellos. Se debe tener en cuenta el cuidado y la selección de los perros para la cría de una raza determinada. En España podemos encontrar criadores serios, que trabajan con una raza, la conocen y son personas, cuya vocación principal son sus perros. Estos establecen las “líneas” de un perro.

La Asociación Española del Perro de Sangre tiene la siguiente filosofía: “un buen perro de rastro de sangre puede encontrarlo en cualquier sitio”. Las características principales que debe cumplir este tipo de perro son: sentir pasión por el rastreo, destreza de aprendizaje, dotes para trabajar en equipo y ser equilibrado. Todas las características mencionadas suelen encontrarse en los Teckel o en los sabuesos de Baviera. Cada raza cumple con unas características que les hará idóneos para el tipo de caza que desempeñas.

Entonces, ¿en qué raza busco el perro de caza que necesito?

Como ya hemos comentado lo primero que debes conocer y tener claro son los objetivos que quieres conseguir y qué es lo que esperas de tu perro. Con esto podrás orientarte para saber cuál es la raza más idónea.

Retirada de arma por Agente Forestal

 

¿Está facultado el agente forestal o medioambiental para acordar la retirada del arma? ¿Dónde se deposita el arma retirada? ¿cuál es el procedimiento?

Definitivamente cualquier agente forestal o medioambiental se encuentra facultado para retirarnos el arma siempre y cuando dicha arma haya sido empleada en la infracción por la que se nos denuncia. Es decir, no podrán ser decomisadas todas las armas que poseamos en el momento de la inspección, sino, sólo, las empleadas en la supuesta infracción.

Así se recoge en la actual Ley de Caza (art. 51) y en las diversas leyes de las Comunidades Autónomas. Artículo 85 de la Ley de Caza de Andalucía, Artículo 65 de la Comunidad Valenciana, artículo 70 de la Ley de Castilla La Mancha, etc…

Procedimiento.

El agente, ante la supuesta comisión de alguna infracción que pueda exigir la retirada del arma, deberá extender un documento en el que conste el decomiso del rifle o escopeta, el motivo, el lugar en que será depositada (normalmente, puesto de Guardia Civil más cercano) y los procedimientos que existen para la recuperación de la misma.

Igualmente deberá detallar el motivo de la retirada que, en todo caso, es susceptible de recurso si entendemos que el decomiso se ha practicado sin las debidas garantías o simplemente se ha decomisado sin razón.

Hay que recordar que el decomiso del arma no puede ser algo discrecional para el agente, la retirada del arma debe ir motivada por la comisión de una supuesta infracción de la caza en la que esté relacionada el arma.

Agentes rurales y guardas rurales.

Esta facultad que asiste al agente forestal o medioambiental ampara igualmente a la guardería privada, es decir, los guardas rurales o guardas de caza contratados por un coto de caza, por ejemplo, poseen facultades de retirar armas, piezas abatidas y otros efectos de caza siempre que hayan sido utilizados para la comisión de alguna infracción, debiendo poner en conocimiento de Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza, o cualquier otra policía autonómica el decomiso de las armas de fuego retiradas.