Archivo por meses: octubre 2018

Caza es salud

Caza y salud forman un binomio perfecto, pero ¿Conocemos los efectos beneficiosos para la salud que ofrece la caza?

Los beneficios de la caza para la salud son dobles, de un lado, los que afectan a nuestro cuerpo, y otros que afectan muy positivamente a nuestra mente.

Beneficios de orden físico

  • Respirar aire puro. Como toda actividad al aire libre, son numerosas las ventajas de esta actividad. De un lado, respiramos aire puro con lo que ello conlleva, oxigenación celular, que elimina toxinas de nuestro cuerpo, además de ello, respirar aire puro, contribuye a disminuir los niveles de estrés y tensión, ayuda a estimular nuestro sistema inmunológico y favorece la producción de mecanismos antioxidantes.
  • Ejercicio físico. Salvo que la actividad se remita a estar horas sentado en una espera, andar por el monte a la busca de la caza, fortalece el corazón y mejora la circulación sanguínea, con lo que se reducen los niveles de colesterol en sangre, se reduce la presión arterial y los niveles de triglicéridos.

Además de ello, se reducen también los niveles de azúcar en sangre y mejora el estado de ánimo en general, fortaleciendo músculos y huesos.

 Beneficios de orden psíquico

  • La caza en general, contribuye a una mejora de nuestro estado mental, principalmente, se reducen los niveles de estrés, provocando con ello la aparición de endorfinas, que crean en nuestro cuerpo una sensación placentera y de bienestar que nos cuesta alcanzar en el día a día.
  • Además de ello, se fortalecen las relaciones de amistad con otros cazadores o miembros de nuestra propia mano de caza o cuadrilla.
  • La aparición de las endorfinas mejoran nuestro estado de ánimo e impide que podamos ser objeto de depresiones.
  • Por último, el ejercicio de la caza nos ayuda a dormir mejor, mejora notablemente nuestra salud sexual y, en definitiva, aumenta las posibilidades de vivir más tiempo al reducirse el riesgo de morir prematuramente.

En definitiva, los efectos saludables de la caza son muchos y todos, contribuyen a aumentar de forma significativa y positiva nuestro estado de salud general.

Consejos para las esperas al jabalí

Con la llegada del otoño, dan comienzo las nuevas temporadas de caza de diferentes especies, una de ellas es el jabalí. Una de las excelentes posibilidades para practicar esta modalidad de caza es el aguardo.

Este tipo de modalidad en la caza mayor es una de las formas más apasionantes de cazar, puesto que te fundes con la naturaleza con el fin de engañar a la presa. Si cuentas con los conocimientos y el material apropiados   esto aumentará tus posibilidades de acertar.

Por ello en el artículo de hoy queremos contarte algunos consejos para mejorar tus posibilidades de éxito en las esperas al jabalí. Los jabalíes son animales muy intuitivos, listos y pacientes.

Cómo debes elegir el puesto para las esperas de jabalí

jabalí

A la hora de elegir el puesto en un aguardo, siempre es preferible ubicarse en lugares altos en los que puedas tener una buena visión y el aire no te dé. Otro factor a tener en cuenta para el aguardo es que el lugar que vayas a elegir debe ser cómodo, ya que pasaras bastantes horas esperando la pieza perfecta.

Lo más habitual es esperar en lugares donde hay gran cantidad de huellas de jabalí y que esto corrobore que se trata de una zona de alto tránsito de este animal.

Si eliges aguardar en zonas lejanas al monte como campos arados, te resultará mucho más difícil abatir a un hembra embarazada, ya que en estas fechas es muy fácil confundirla con machos solitarios.

Una recomendación que debes tener en cuenta es que el puesto debe estar alejado de aquellos lugares con mayor tránsito. Necesitas tranquilidad y estar totalmente integrado en el entorno.

Otro de los consejo para poder elegir el lugar correcto es la necesidad de encubrir tu olor. Para ello, debes colocarlo en una zona superior, para de esta manera hacer que tu olor no esté accesible para el jabalí y así pasar desapercibidos.

Una vez esté ubicado el puesto hay que dejarlo reposar para que, si el jabalí lo descubre, se habitúe a él y lo asocie como parte del entorno.

¿Qué ave debo elegir para la cetrería?

Como os comentamos en artículos anteriores la cetrería es una modalidad de la caza con ave que está muy en auge.  Si estás pensando en entrar por primera vez en la cetrería, te habrán surgido muchas preguntas como: ¿Qué ave debo elegir? ¿Cuál es la mejor para cazar?…

No te preocupes en este artículo de hoy queremos ayudarte a responder esta cuestiones y que disfrutes de una apasionante jornada de caza. Lo principal que debes tener en cuenta es que existen numerosos factores como: las especies que queremos cazar, el terreno que el ave tiene que cubrir, cuál es nuestra experiencia, etc.

A continuación, trataremos algunos de estos puntos para que puedas elegir el ave perfecto para cazar.

Cómo elegir el ave de presa ave

Cuando vas a comenzar a practicar la cetrería, lo primero que debes hacer es elegir el ave de presa que vamos a manejar. Debes tener muy claro: el animal que vas a cazar, los campos de vuelo con los que cuentas, cuanta disponibilidad para entrenar tienes y el presupuesto con el que cuentas. Hoy nos centraremos en el tipo de presas que quieres cazar.

Tipo de vuelo

Según las zonas de vuelo y el terreno que tengas disponible en tu día a día, puede marcar la modalidad de cetrería que vas a practicar. Se distinguen entre altanería y bajo vuelo.

La altanería necesita unas condiciones de terreno más específicas ya que para esta modalidad se utilizan halcones. Estas aves suben a grandes alturas para poder lanzarse en picado sobre las presas, por esto, debemos contar con amplios campos de vuelo sin peligro muy próximos.

El bajo vuelo aporta una mayor flexibilidad en el tipo de terreno. Esta modalidad tiene diferentes variantes desde puño, mano por mano, entre otras. Las aves más utilizadas en esta práctica son: halcones, harris, cernícalos o gavilanes.

¿Qué presas quieres cazar?

ave

Hay dos aspectos claves para tener en cuenta: si se trata de un animal de pelo o de pluma y cuál es su tamaño. El primer aspecto, si se trata de pluma o pelo, es determinante para el bajo vuelo.

Si quieres practicar la altanería para capturar faisanes o patos, necesitarás ejemplares grandes. En cambio, si quieres capturar piezas más pequeñas puedes utilizar aves como los shaneen o los peregrinos.

En el bajo vuelo, si va a salir del puño, debes utilizar aves rápidas sobre todo para la caza de pluma. En el caso del pelo, tendrás más flexibilidad. Puedes utilizar azores, águilas o harris.

Las querencias del jabalí

 ¿Conocemos en profundidad las querencias del jabalí? ¿Sabemos que lugares frecuenta con mayor asiduidad? ¿Conocemos los hábitos de este magnífico animal? Hoy hablaremos de,

 Las querencias del jabalí

 Podemos afirmar que el jabalí no es un animal territorial, esto es, el cochino no nace y muere en el mismo sitio, sino que vagabundea por el monte en busca de comida, que es, junto con su instinto reproductor, lo que le mueve de un sitio a otro.

Sólo durante su período de cría, hasta que cumple aproximadamente el año de nacimiento, el jabalí se encuentra al abrigo de la piara en la que se encuentran los rayones y hembras de la misma. Una vez cumplido el año, el macho abandona la piara y deambula por el monte en busca de comida, buscando a otros individuos en las épocas de celo, en la que entra en conflicto con otros machos por el interés de las hembras.

Si bien es cierto que el jabalí adulto no permanece inmóvil en una zona acotada, su área de influencia tampoco es excesivamente grande, limitándose a unos cuantos kilómetros.

Las costumbres del jabalí

Dado que es profundamente hambrón, su afición principal es la búsqueda de alimento, salvo en períodos de celo, y no dudará en moverse los kilómetros que sea con el fin de encontrar alimento suficiente para calmar su hambre.

Hay que decir igualmente que los machos adultos son de costumbres nocturnas y es a la caída del sol cuando aprovechan para sus salidas en busca de alimento, aprovechando la ausencia de luz que le permite moverse a sus anchas por su territorio.

La querencia del jabalí viene determinada por su necesidad vital principal, esto es, la búsqueda de alimento, así que las zonas habituales son aquellas en las que abunde la comida preferida del jabalí. Otra de las zonas más ansiadas por el cochino son aquellas en las que existan charcas en las que, aparte de beber, le permita rebozarse en el barro con el fin de desparasitarse y aplacar el calor en los días de verano.

Control de documentación en un rececho

Como os comentábamos en artículos anteriores si ya has contratado un rececho con una empresa, debes saber que antes de desenfundar el arma deberás tener la documentación precisa para comenzar la jornada. En este nuevo post te contamos cuál es la documentación necesaria, si es tu primera vez.

Documentación necesaria en un rececho

Antes de empezar la jornada de caza debes tener rellena y formalizada tu autorización y documentación del coto en el que la vayáis a realizar. El profesional con el que la hayas contratado debe mostrarte el precinto que vais a utilizar cuando abatáis una pieza. Este precinto debe coincidir con el número de coto de la autorización.

Cuando contratas un rececho debes tener en cuenta varias cosas. Si ocurriese algún problema legal en el campo, el responsable directo eres tú, porque eres quien está cazando. Recuerda que el profesional que os acompaña no está cazando, por lo que debes tener mucho cuidado con esto. El desconocimiento de la ley no te exime de su obligación.

Operativa al abatir un animal

En el momento en el que el animal es abatido, debes asegurarte de que esté es precintado sin moverlo del sitio. Te encontraras con alguno “profesionales” que te ofrecerán: ofertas para no precintar al animal y quedarselo ellos para hacerle la taxidermia; que lo precintarán más tarde y luego te lo harán llegar o que lo precinten con precintos de otro año.

Si aceptas algunas de las ofertas que te hemos comentado, debes recordar que estas cometiendo un delito al igual que ello. Esto puede costarte muy caro, ya sea con una buena suma de dinero, como quedarte sin el permiso de armas durante una buena temporada.

Lo más importante y que debes tener en cuenta a la hora de contratar un rececho es hacerlo con una empresa de confianza y seria. Si conoces alguna que tenga buenas referencias de otros cazadores, ponte en contacto con ellos.

Ya solo te queda, disfrutar de la jornada de caza con toda tranquilidad.

La mixomatosis

Recientemente hemos sabido que la mixomatosis ha alcanzado a las liebres, lo que es algo que raramente había ocurrido. Básicamente, la mixomatosis es una enfermedad vírica que ataca principalmente al conejo y termina con su vida en un plazo de aproximadamente quince días. Pero, ¿cómo se transmite? ¿Cómo identificarla? Todo sobre,

LA MIXOMATOSIS

Como decíamos antes, la mixomatosis o “tomatosis” es una enfermedad infecciosa de origen vírico que ataca principalmente a los conejos, no obstante, la sorpresa ha saltado cuando se han detectado los primeros casos de infección en liebres, sin posibilidad aún de conocer las consecuencias.

La transmisión de la enfermedad se produce a través de piojos, garrapatas y otros chupadores de sangre, que inoculan el virus e incluso por el simple contacto con otros individuos afectados por la enfermedad.

CÓMO IDENTIFICARLA

Una vez que la mixomatosis ha infectado al conejo o liebre, los síntomas son bastante evidentes, inflamación de los párpados con posibilidad de ceguera integral, falta de movimiento, el conejo se queda quieto y no se alarma ante la presencia del perro o humanos, pierde el apetito y finalmente, salvo que el sistema inmunológico pueda contrarrestarlo, acaba muriendo.

¿CÓMO AFECTA LA ENFERMEDAD A LA POBLACIÓN DE CONEJOS?

Es muy complicado saber cómo afecta la mixomatosis en la población del conejo de monte, aunque no hay duda de que el rápido contagio entre estos animales influye en la población. Habrá que estar muy atento en los cotos conejeros para ver cuántos individuos aparecen muertos. Si bien no podemos dar una respuesta clara, lo cierto es que la enfermedad se transmite rápidamente, pero es cierto también que cada vez más los conejos jóvenes van desarrollando anticuerpos que impiden el progreso de la enfermedad.

El hecho de que la enfermedad haya contagiado también a las liebres abre nuevas incognitas que sólo el tiempo nos dirá si es algo puntual o si se extenderá también a éstas de forma definitiva.

 

 

 

Que tener en cuenta para contratar un rececho

Si estás pensando contratar un rececho porque es tu primera vez o prefieres que una empresa se encargue de organizarlo, debes tener en cuenta varios factores importantes que pueden hacer que el rececho vaya lo mejor posible y que no se convierta en una situación difícil.

A continuación, te contamos los distintos factores que debes tener en cuenta antes de contratar un rececho y que te ayudarán en la toma de decisiones.

¿Por qué debes contactar con profesionales para contratar un rececho?

Una de las razones principales por las que debes contactar con un profesional es que, si es una persona que se dedica y vive de ello durante mucho tiempo, debe ser porque algo está haciendo bien. La continuidad en una profesión o trabajo es clave. Actualmente son muchos lo que tratan de vender cualquier cosa, aunque desconozcan todos los factores.

¿Cómo elegir la empresa para contratar un rececho?

A la hora de elegir la empresa para contratar un rececho, debes saber que cuando realices la primera toma de contacto con ellas, nunca deben tratar de venderte caza. Lo primero que deben hacer es conocer: qué es lo que quieres cazar, la fecha, tu condición física o la de tu grupo, el tipo de taxidermia que quieres realizar a la pieza, el presupuesto estimado… Una vez respondas a todas esas preguntas el profesional te asesorará de que es lo que más se ajusta y te puede interesar según lo que estás buscando.

¿Cuál es el mejor precio?

En el mercado podrás encontrar todo tipo de empresas que realizan este tipo de servicios, pero te recomendamos que te informes bien y no te dejes engañar por precios demasiado baratos.

Actualmente hay muchos que se dedican a vender cacerías o recechos sin haber estado nunca en una, ni conocer qué tipos de animales hay y cómo funcionan estas. Si confías en este tipo de “profesionales”, puedes encontrarte con la sorpresa el día que vayas a realizar el rececho, de que no llegues a abatir ninguna pieza y si lo consigues puede ser que no sea ni lo que contrataste o tenías en mente.

 Cerrar el rececho

Una vez hayas elegido la empresa y definidos los servicios, debes asegurarte de que está te envié un contrato en que esté reflejado todo lo que habéis acordado.

También debe informarte sobre la documentación que debes llevar en la zona en que vas a practicar el rececho.

Rehalas y monterías

Las rehalas son un elemento fundamental para el buen fin de cualquier montería, dependerá de la calidad de las mismas y del oficio de los rehaleros, que, al final, dicha jornada de caza resulte satisfactoria para todos.

Hoy dedicamos nuestro post a,

Rehalas y monterías

La organización de cualquier montería exige la presencia de rehalas que son, en definitiva, las que van a “empujar” a las piezas a los puestos de los tiradores y su elección debe hacerse con mucho cuidado, habrá que tener en cuenta el número de rehalas y, sobre todo, la maestría de los rehaleros y perreros.

El primer punto que debe plantearse el organizador de la montería es el número de rehalas que necesita para un buen reparto de la mancha a montear. Para ello es fundamental que exista una estrecha relación entre el organizador y el rehalero, el primero deberá indicar al rehalero con toda exactitud la zona a batir, sus peculiaridades y la ubicación exacta de los puestos.

Así, el rehalero, deberá componer sus rehalas de acuerdo a las condiciones del terreno, a la mayor o menor densidad de especies a cazar, si se trata de monte más cerrado o más abierto, etc…

Al dueño de la rehala se le exige que la composición de sus rehalas y colleras responda con eficacia a las indicaciones del organizador del evento y que trate, en lo posible, de no dejarse ningún jabalí, ciervo, etc… por el camino.

El rehalero

es quien mejor conoce a sus perros y sabe quiénes van mejor según el tipo de terreno o las especies que van a cazarse. Así, deberá organizar sus colleras con precisión eligiendo los perros más adecuados para el tipo de montería.

El número de rehalas es también fundamental, ni muchas, que puede producir que los perros se estorben entre sí, ni pocas, que provocarían pasillos por donde las reses pudieran encontrar la salida fuera del alcance de los tiradores. Por ello, el número de rehalas debe ser el adecuado para los metros de mancha a montear.

Otra de las características que debe poseer el perro de rehala es su propia iniciativa. Los perros deben cazar solos, es decir, mal vamos si observamos a todos los perros detrás del perrero, el perro debe ser autónomo y dejarse guiar por su olfato, alejándose del amo cuando su olfato le lleva por otros caminos distintos a los del rehalero y acudiendo obediente a la voz de su amo cuando éste le requiera.

En todo caso, los cazadores deberemos recordar que no hay trabajo más ingrato que el trabajar donde otros se divierten, lo que nos lleva a pedir el respeto más absoluto por la figura del rehalero y sus perros. Sin ellos, no hay montería.

 

 

Fotos cedidas por Rehalas Españolas.