Archivo por meses: noviembre 2018

Datos curiosos sobre la caza del jabalí

El jabalí se ha convertido en los últimos años en una de las especie cinegética de referencia de caza mayor en España. Su población ha crecido con el paso de los años, y con ello también ha aumentado el número de animales cazados. En el artículo de hoy queremos contarte algunas de las curiosidades sobre los jabalíes.

Curiosidades sobre el jabalí

Edad media del jabalí

jabalí

La edad media de esta especie oscila entre en el año y los dos años. Esto dependerá de la gestión del coto de caza. Habitualmente, entre la mortalidad infantil y los ejemplares capturados esta cifra se acerque más al primer año. Lo más relevante de esto, es que solo el 20% de los jabalís lleguen a alcanzar los 3 años, siendo muy baja la probabilidad de ver animales con más de 4 años.

Tamaño de los colmillos

jabalí

Teniendo en cuenta la edad media de los animales, es muy difícil encontrar piezas con unos colmillos muy grandes. El tamaño de estos viene predeterminado por la edad del jabalí. Es raro, pero en ocasiones se pueden encontrar trofeos grandes de 5 años o más con unos grandes colmillos.

Número de crías

jabalí

Uno de los datos más relevantes para hacer que la población sea tan elevada, es que las hembras de jabalí son sexualmente activas desde edades tempranas. Además, si estas reciben una buena alimentación durante podrían empezar con solo 10 meses de edad a criar. La media de lechones que suelen tener son unos 3,5 llegando a poder tener 6. A este respecto hay que tener en cuenta que hay una alta mortalidad durante los primeros meses de vida.

Alimentación

jabalí

Como os hemos comentado en el punto anterior, la alimentación es un punto clave para que la hembra pueda parir un gran número de crías y la bellota es el factor principal para que esta camada salga sana y sea buena. Para que sea así, los machos deben conseguir una gran cantidad de comida en los meses de noviembre y diciembre. Si es un mal año de bellotas, esto repercutirá en la camada, las hembras tendrán un menor número de crías.

No obstante, la bellota no es el alimento principal del jabalí ya que, como todos sabemos, es un gran hambrón y come prácticamente de todo. Trufas, tubérculos, brotes de algunas plantas, y fruta. Incluso, en casos extremos, es capaz de ingerir hasta carne de algún animal muerto.

Toda esta variedad gastronómica hace del jabalí un superviviente, ya que es capaz de comer casi todo, lo que sin duda contribuye a su rápida expansión por España.

 

Causas de las enfermedades emergentes

En artículos anteriores te contábamos qué enfermedades han aparecido en España, en el post de hoy te contamos cuáles son las causas y sus posibles soluciones.

Causas y soluciones de las enfermedades

Las causa de las enfermedades emergentes se pueden diferenciar en distintos grupos:

  1. Alteración del ecosistema por causa humana o natural
  2. Movimiento de patógenos por vía natural o humana

Alteración de ecosistemas por causa humana o natural

La alimentación artificial suele concurrir en una elevada difusión de algunas enfermedades, como la tuberculosis en el ciervo y la enfermedad de Aujeszky en el jabalí.

En el caso de las aves, se ha producido la aparición del patógeno Mycoplasma que es el causante de la conjuntivitis. Debido a la creación humana de los comederos para aves, esta enfermedad se ha extendido en mayor número.  Esto se debe a que la tendencia actual de las aves es vivir al amparo del hombre. Estos comederos son un elemento potenciador de esta enfermedad, debido a que es un lugar muy frecuentado.  Una de las soluciones es realizar un correcta limpieza de los comederos o proceder a la eliminación de ellos.

Movimiento de patógenos por vía natural o humana

Las conexiones entre los patógenos de animales silvestres, el medio ambiente y las actividades humanas están cada vez más presentes. Esto genera una situación dinámica en la que emergen nuevos patógenos. La enfermedad se ve afectada por el comportamiento del portador, como los cambios de densidad de la población.

Otro de los factores de riesgo es el contacto entre los seres humanos, los animales silvestres y el ganado. Se debe a que muchos animales silvestres son manejados como ganadería, y también la pérdida de hábitat para algunas especies les ha forzado a tener un contacto más directo con el ser humano.

En el caso de la caza, uno de los factores que favorece que emerjan estas enfermedades son las altas densidades, como consecuencia de una gestión incorrecta y una disponibilidad limitada de comida y agua de los animales. Otros factores de riesgo más comunes, son la introducción de enfermedades mediante el movimiento de animales domésticos o silvestres.

Estas situaciones de exceso de población en España, se producen mayoritariamente por terrenos de caza o espacios naturales mal gestionados. Esto provoca que los terrenos acaben erosionados y sobre pastoreados, con animales en una mala condición física reunidos en torno a charcas y lugares de alimentación. Los convierte en terrenos propicios a la propagación de enfermedades como la tuberculosis o las enfermedades víricas.

Una de las posibles soluciones de este factor, es la vigilancia y conocimiento de las enfermedades de los animales silvestres.

En España tenemos un Plan de Vigilancia Sanitaria, en el que colaboran los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura. Además, varias comunidades autónomas tienen programas propios.

Los chokes de nuestra escopeta de caza

Todos o casi todos los utilizamos, pero ¿conocemos los efectos de los chokes en nuestro disparo? ¿Qué tipo de choke debo utilizar? ¿Da igual el tipo de choke si cazamos en mano o vamos a una tirada de patos?

LOS CHOKES DE NUESTRA ESCOPETA DE CAZA

 Antes de nada, conviene saber que el “choke” es un artefacto de forma cilíndrica que se coloca en el interior del cañón de nuestra escopeta y que agrupa o amplía la dispersión de los perdigones. Dicho de otro modo, abre o cierra más la plomada cuando hemos disparado.

Obviamente, la elección del tipo de choke resulta fundamental para tener mayor o menor éxito en un día de caza. No es lo mismo “ir de codornices” que ir a una tirada de faisán. Tanto el lance que vayamos a practicar, tiradas, caza en mano, pasos de paloma, etc… como el ave, conejo o liebre que pretendamos abatir aconsejan un tipo de choke u otro.

TIPOS DE CHOKES

Básicamente existen cinco tipos de chokes dependiendo del grado de reunión de la plomada. Así, los chokes se identifican entre 1 a 5 estrellas, correspondiendo una estrella, a una reducción del calibre respecto al cañón de la escopeta de 9 a 10 décimas, y 5 estrellas, cuando la reducción del calibre es de entre 0 y 1 décimas.

Así pues, dependiendo de lo que vayáis a tirar ese día convendría colocar un choke u otro.

Otro de los factores a tener en cuenta para la elección del choke, es el calibre del cartucho, no es lo mismo cartuchos para perdiz que cartucho para codorniz y por ello, el choke varía igualmente.

CONSEJO PRÁCTICO

Como siempre digo, la teoría es una cosa, y la práctica otra, por ello, os propongo una prueba sencilla que os decantará definitivamente por la elección de un choke u otro.

Prepararemos unas dianas de cartón o papel de aproximadamente 40×40 centímetros y situándonos a una distancia de 25 y 50 metros respectivamente, realizaremos 6 disparos a cada distancia, con el mismo choque y tipo de cartucho.

Una vez efectuados los disparos, analizaremos las dianas y podremos ver cuál es el choke que nos conviene más dependiendo del plan de caza que tenemos próximamente.

Si por el contrario, no os apetece liaros con toda esta historia de concentración de plomada, plomos vagos, dispersión, etc… yo aconsejo un choque de tres estrellas, aunque… para gustos, colores.

 

 

 

 

Enfermedades emergentes en España

En los últimos años estamos siendo testigos de la reaparición o el aumentos de ciertas enfermedades emergentes que se están cebando con la fauna salvaje. Muchos os preguntaréis ¿a qué se debe este fenómeno? Algunas de las causas son el incremento cinegético o el traslado de animales.

Estas enfermedades emergentes tienen un gran impacto en la salud pública, las economías, la producción de alimentos y el medio ambiente.

En España, algunas de las enfermedades emergentes que afectan a especies de caza mayor son la sarna, la lengua azul, la tuberculosis, el pestivirus de los rebecos…entre otras.

Enfermedades emergentes

Sarna

enfermedades emergentes

Por ejemplo, la sarna, es una gran conocida entre los cazadores españoles. Este ácaro tiene una gran capacidad de exterminar poblaciones de bovinos silvestres como el rebeco o la cabra montesa, entre otros. En los últimos esta enfermedad está afectando también a corzos y ciervos. Muchos grupos de investigación están tratando de conocer esta enfermedad con el fin de contribuir a su control.

Tuberculosis

enfermedades emergentes

Otra de las enfermedades más conocidas es la tuberculosis. Esta es una de las enfermedades emergentes en España. Según algunos seguimiento, se ha obtenido como resultado que en vez de disminuir como ocurre en el caso del ganado bovino, esta aumentado en algunas regiones. Además, esta enfermedad como en el caso de la sarna se ceba especialmente en los machos adultos.

La mayoría de las enfermedades emergentes son causadas por un virus. Entre las enfermedades víricas que más preocupan a los cazadores está la pestivirus del rebeco pirenaico. Está enfermedad ha reducido en número el rebeco del Pirineo Oriental.

Lengua Azul

enfermedades emergentes

La lengua azul es otra de las enfermedades víricas transmitidas por sectores. Y que afecta sobre todo a las poblaciones de ciervo.

En próximos artículos os hablaremos sobre las causas y las posibles soluciones a estas enfermedades emergentes. ¡Estad atentos!

Cómo guardar armas de caza en casa

Tener un arma no solo significa que se vaya a salir de caza o a practicar tiro, sino que también requiere tener un cuidado constante para su mantenimiento y su posterior guardado. Si en tu hogar hay niños, lo mejor es extremar las precauciones. Además, también tienes que proteger tus armas de posibles robos y lo mejor es utilizar un armero de seguridad.

Armeros de seguridad

Estos armeros están fabricados con materiales resistentes y con un buen cerrojo. No solo sirven para proteger nuestras armas, si no también para conservarlas.

Siempre que se saca el arma del armero debes ser consciente de que se trata de un peligro potencial y que puede ser disparada en cualquier momento.

Cómo manejar las armas de fuego en el domicilio 

Cuando estés en el domicilio y aunque estés seguro de que la has descargado en el campo, antes de guardarla o limpiarla debes comprobar que está descargada.

En España por ley, estamos obligados a guardar los rifles en un armero homologado. Solo se deben guardar los rifles y no los cartuchos. Estos deben guardarse por seguridad en un lugar diferentes y lo más alejado del arma posible. En el caso de las escopetas de caza, no están obligadas a ser guardadas en armeros, aunque es uno de los lugares más recomendados para su seguridad.

Si no quieres utilizar un armero, debes guardarla en un sitio seguro ya sea desmontada o armada, pero que se encuentre inutilizada con un candado de seguridad o en un estuche con cerradura.

En el mercado podrás encontrar dos tipos básicos de candados de seguridad para armas que abren y cierran con llaves o con cerraduras con combinación como:

  • Los que poseen un lazo e impiden que se accione el cierre.
  • Los que se colocan en el guardamonte e imposibilitan que se pueda accionar el gatillo.

Son realmente útiles para inutilizar las armas en tu hogar o cuando viajas con ellas a otros lugares. Si sueles viajar mucho para cazar en otros lugares, te recomendamos los maletines especiales con cerradura de seguridad, estos son obligatorios si vas a desplazarte en avión.

A la hora de manipular cualquier tipo de arma de fuego debes ser muy cauteloso con las medidas de seguridad y evitar cualquier tipo de accidente.

Rifle de cerrojo o semiautomático

A la hora de comprar un rifle, una de las preguntas que se plantean repetidamente es ¿cerrojo o semiautomático? En el post de hoy, enfrentaremos a ambos sistemas de disparo,

 Cerrojo o semiautomático

 Antes de decidirnos por la compra de uno u otro, lo primero que hay que plantearse es lo que se quiere hacer con él, es decir, lo dedicaremos principalmente a recechos, esperas, o monterías. Una vez aclarada esta circunstancia, deberemos analizar las bondades e inconvenientes de uno y otro.

El rifle semiautomático.

Este se caracteriza porque no necesita ninguna acción manual para recargar y permite agotar los tres cartuchos permitidos simplemente accionando el gatillo.

Obviamente, esa es una de las ventajas que ofrece este tipo de rifle, la velocidad de disparo.

No obstante lo anterior, ofrece igualmente algunas desventajas,

  • La velocidad de salida de la bala es menor que la del rifle de cerrojo y ello se debe principalmente a que, parte de la salida de los gases tras el disparo, se pierde en colocar la siguiente bala en la recámara, por lo que se reduce el empuje de la bala siendo el primer disparo más rápido que los posteriores.
  • La precisión suele ser inferior en este tipo de rifles y ello es debido a que el mecanismo de colocación de la bala en la recámara produce unas mínimas perturbaciones que pueden distorsionar el disparo.
  • Al tener un mecanismo de carga más complicado que el rifle de cerrojo, la posibilidad de encasquillarse es mayor y exige un mayor mantenimiento, limpieza y observación del mecanismo de carga.
  • La posibilidad de repetición de los tres disparos sin necesidad de recarga, puede hacer que perdamos algo de precisión en el segundo y tercer disparo.

 

El rifle de cerrojo.

Se caracteriza por la necesidad de accionar manualmente la carga del cartucho mediante el accionamiento del cerrojo. Sus ventajas:

  • Mayor velocidad de salida de la bala al dedicar todos los gases al empuje de la bala.
  • Mayor precisión en el disparo al no necesitar de mecanismo automático de recarga.
  • Menor posibilidad de encasquillarse y por ello menor necesidad de mantenimiento.

La única desventaja que ofrece este tipo de rifles es la necesidad de la recarga manual, lo que produce una pérdida de fracciones de segundo en el disparo. No obstante, es el rifle más usado y está muy indicado para recechos y esperas.

En definitiva, ambos rifles son perfectamente válidos para la caza mayor y ofrecen unas prestaciones muy parecidas, si bien con ligeras variaciones, por ello, y como siempre decimos, “para gustos…colores.”

Por cierto, todos los francotiradores tiran con cerrojo…ahí lo dejo.

 

 

 

Pointer frente a Setter

Pointer frente a Setter, dos perros de caza de indudable valía y que gozan dentro del sector de gran prestigio. Si bien la variedad de perros de caza es grande, hoy queremos fijarnos en dos razas muy características de la caza, el Pointer y el Setter.

EL POINTER.

Si hay alguna característica principal en esta raza de perro es su potencia y velocidad, sin embargo, no debemos olvidar oras características que hacen del pointer uno de los mejores perros de caza.

  • Como ya decíamos una de sus características principales es la potencia de su carrera y su velocidad.
  • Otra peculiaridad de este can es su finísimo olfato y su capacidad de discriminación frente a otras aves no cazables.
  • Su inteligencia forma parte de su propia condición, aprendiendo las zonas donde presume que puedan estar codornices, perdices, etc…
  • Su enorme afición. Es un perro incansable, batallador, no elude entrar en las zarzas y escrudiña cualquier hueco donde crea que pueda estar la presa.

Sin embargo, también tiene alguna desventaja:

  • Hasta que no se ha desfogado y ha corrido algún kilómetro corriendo, le cuesta obedecer al amo y “va muy a su aire” desoyendo las órdenes del cazador.

EL SETTER.

El setter es conocido por su porte señorial y bello pelaje que muchas veces puede ser un inconveniente a la hora de entrar en zarzas y follaje muy cerrado. Sin embargo,

  • Goza de un extraordinario olfato para codornices, perdices y becadas.
  • Si bien no goza de la potencia del pointer, es un perro rápido.
  • Marca perfectamente las muestras.
  • Es un perro obediente y socializa bien con otros perros.

En cuanto a las desventajas, cabe destacar algo menos de afición que el pointer y menor resistencia física.

Ambas razas de perro de caza presentan unas cualidades inmejorables, gozan de un olfato espectacular, aguantan bien las muestras, tienen una gran afición y cualquiera de los dos nos puede dar unas jornadas maravillosas de caza si nos gusta ver trabajar a los perros.