Archivo por meses: enero 2019

Accidentes de caza

Una vez más hemos sido testigos de un accidente de caza especialmente espeluznante pues la víctima ha sido un menor de cuatro años que acompañaba a su padre a una montería.

A parte de lamentarnos por el fallecimiento del menor, debemos hacer autocrítica y analizar qué estamos haciendo mal.

Es evidente que accidentes de caza ha habido y, por desgracia, habrá siempre, no obstante, estamos obligados a reducir la siniestralidad y a poner todos los medios para frenar su avance.

Si bien los accidentes de caza son pocos, en relación con las salidas al monte, ya sea para caza en mano, rececho o montería, la consecuencia de los mismos es extremadamente grave, llegando en muchas ocasiones al fallecimiento de alguna persona.

Dado que el mayor número de accidentes se producen en monterías, batidas y ganchos, apuntamos algunos consejos cuando nos decantamos por esta modalidad de caza.

  • Absolutamente prohibido salir del puesto durante el desarrollo de la montería, batida, gancho, etc… Todos sabemos que hay veces en que la visibilidad desde el puesto no es la mejor y puede vencernos la tentación y salir, aunque sea mínimamente para alcanzar un mayor nivel de visibilidad, aumentando así el riesgo de ser alcanzados por un disparo. Por ello, si nos vemos obligados a salir, comunicarlo previamente a los puestos cercanos para que adviertan nuestra presencia.
  • Atención a los disparos. Hay que recordar que el recorrido de la bala puede alcanzar kilómetros, si bien, va perdiendo fuerza a medida que recorre más metros, ello quiere decir que los disparos deberán hacerse siempre hacia abajo, intentando que la bala, caso de no alcanzar el objetivo, no se pierda, sino que impacte en el suelo.
Error de paralaje
Mucho ojo con las balas perdidas y con los rebotes de las mismas.

De igual forma debemos ser conscientes de que el rebote de una bala puede ser tan peligroso como ésta y que muchas veces, las esquirlas que se desprenden de la bala tras el impacto en troncos o rocas pueden producir heridas graves, incluso la muerte.

  • Necesidad de conocer la situación de los puestos. Deberemos saber, antes del comienzo del evento, la situación exacta de los puestos y en especial, los que tenemos a derecha e izquierda.
  • Señalización de los puestos. Habría que plantearse la posibilidad de colocar banderines de colores vivos a gran altura (2 o 3 metros) en cada puesto, con el fin de que la altura de éstos salve la altura de matorrales y puedan ser vistos a distancia.

Es evidente que no podemos acabar con los accidentes en la caza pues cualquier actividad presenta riesgos, no obstante, la seguridad debe ser presupuesto necesario de cualquier actividad cinegética y habrá que volcar todos los esfuerzos personales y materiales para que esta lacra se vea reducida, sino definitivamente desterrada de esta maravillosa afición que es la caza.

STOP A LOS ACCIDENTES DE CAZA.

El rebeco o gamuza

El rebeco, Gamuza o Sarrio, según se denomina en cada zona geográfica de España, es un bóvido de la familia de la cabra y que se encuentra localizado en el norte de la Península, en concreto en la Cordillera Cantábrica y Pirineos.

HÁBITAT. Sus zonas de confort se encuentran en la alta montaña entre riscos y roquedos y se localizan en dos zonas del norte peninsular. La primera se sitúa en Cataluña, Aragón y Navarra y la segunda, en Este de Cantabria, Asturias, zonas de León y Palencia.

En invierno, la gamuza o rebeco suele bajar de las alturas, huyendo del frío extremo y la nieve que impide el acceso a brotes tiernos y hierva. En verano, sin embargo, el rebeco busca la altura y será difícil encontrarlo en cotas menores a los 1.500 metros.

La identificación de esta especie es muy característica por su cuerna, lo que le confiere un alto interés cinegético.

Tanto macho como hembra vienen coronados por dos cuernos inclinados hacia atrás, siendo en el macho más gruesos y menos en las hembras.

Su color, negro claro en invierno y más claro en verano y la longitud de pelo, más largo en invierno, para acortarse notablemente en verano.

Su peso oscila entre 20 kilogramos para las hembras y 30 para los machos.

COSTUMBRES. Se trata de un animal de costumbres diurnas, decantándose para alimentarse a primeras horas de la mañana y últimas de la tarde.

En invierno, la gamuza o rebeco suele bajar de las alturas, huyendo del frío extremo y la nieve que impide el acceso a brotes tiernos y hierva. En verano, sin embargo, el rebeco busca la altura y será difícil encontrarlo en cotas menores a los 1.500 metros.

Los machos suelen ser muy solitarios salvo en los períodos de apareamiento, no obstante, las hembras permanecen en grupos con las crías.

PERÍODOS DE CAZA Y MODALIDADES. Los períodos de caza de la gamuza o rebeco dependen de las normas de cada Comunidad Autónoma y en algunas de ellas, su explotación cinegética está muy limitada.

Aconsejo que, si estáis muy interesados en el rececho de algún rebeco, contactéis con los profesionales que organizan este tipo de actividades.

A modo de ejemplo, Castilla y León comienza la caza a partir del 1 de mayo de 2019 y hasta la entrada en vigor de la ulterior orden anual de caza.

Galicia. únicamente se permite el aprovechamiento cinegético de esta especie en la Reserva Nacional de Caza de Os Ancares.

El lance principal para la caza de la gamuza es el rececho, que exige “andar bien de piernas” pues hay que buscarla en alta montaña y tampoco es necesario un calibre extraordinario para abatirlo.

Términos de caza más utilizados

Hoy compartimos algunos de los términos de caza que faltaban para completar el abecedario. Estos términos te ayudarán a comprender los textos sobre caza.

N

  • Noviez: ritual de paso montero. 

O

  • Ojeador: ojeadores o batidores son las personas que,colocadas en dirección opuesta a las pantallas de los cazadores en ojeo, tiene la misión de levantar las perdices para que vuelen hacia la línea de escopetas.
  • Orgánicas: empresas dedicadas a la organización y explotación comercial de la caza.

P

  • Pajaritero: cazador de perdiz con reclamo.
  • Pájaro: macho de perdiz para la caza con reclamo.
  • Pala: porción aplanada de la cuerna del gamo.
  • Pasa: viaje de las especies de aves migratorias a sus territorios de invernada. También conocida como migración otoñal o postnupcial.
  • Patirroja: perdiz roja.
  • Pelo: referido a la caza del conejo y la liebre.
  • Peón: forma de andar la perdiz.
  • Pepa: cierva.
  • Perdigón: macho de perdiz para la caza con reclamo.
  • Perdigonero: cazador que practica la caza de la perdiz con reclamo.
  • Perro de trailla: en la batida del norte, perro de rastro.
  • Perrero: encargado de las rehalas en el trabajo durante la montería, es el encargado de conducir a la rehala.
  • Piara: grupo de jabalíes.
  • Pico al viento: cuando las rehalas se sueltan con el viento de cara.
  • Plaza: zona que circunda al repostero, lugar donde se dispara a las perdices.
  • Pluma: referido a la caza de aves.
  • Pollo: perdiz de un año.
  • Podenquero: perrero.
  • Postor: también conocido como Maestro de Sierra, es el encargado de colocar a los cazadores en los puestos, responsable de la armada y organizador de la misma.
  • Puesto: lugar físico que ocupa el cazador en distintas modalidades de caza, montería, batida, espera, ojeo, al paso o en puesto fijo,etc.

Q

  • Querencia: inclinación o tendencia de ciertos animales a volver al sitio en que se han criado o tienen costumbre de acudir.

R

  • Rabo al viento: cuando las rehalas se sueltan con el viento de espalda.
  • Rabón-a: sin rabo o con éste muy corto.
  • Rastro: señal, huella, olor, en el caso de los perros,de la pieza de caza que sirve para conocer su paradero.
  • Rayón: cría del jabalí hasta los seis meses de edad.
  • Recibo: Cada uno de los cantos y sonidos emitidos por el reclamo de forma muy suave para la recepción de las perdices.
  • Reclamista: cazador que practica la caza de la perdiz con reclamo.
  • Reclamo: ave amaestrada que se lleva a la caza para que con su canto atraiga a otras de su especie o instrumento para llamar a las aves en la caza imitando su voz.
  • Rehala: grupo de perros encargados de batir la mancha de una montería.
  • Rehalero: dueño de las rehalas.
  • Repostero: lugar donde se coloca al reclamo.
  • Resabio: perturbación en el comportamiento sufrida por el reclamo debido a una mala acción cinegética o por un hecho fortuito.
  • Revolcadero: lugar donde se revuelcan los animales,siendo significativo para la caza el caso del jabalí.
  • Ronca: período de celo en los gamos, caracterizado por los resoplidos y ladridos de los machos.

S

  • Sestear: recogimiento durante el día en un lugar con sombra y fresco para evitar los rigores del sol y el calor.
  • Sopié: armada de cierre colocada en la zona baja de la mancha en una montería.
  • Sorda: becada.

T

  • Tiradero: es la zona imaginaria donde debe realizarse el disparo, limitada por la extensión destinada a cada puesto.
  • Tirador: nombre al cazador que se coloca en el puesto para abatir la res, con la responsabilidad de coger a los perros que lleguen a su postura si la res no ha caído.
  • Traílla: cuerda o correa con que se lleva al perro atado a las cacerías para soltarlo en el momento oportuno.
  • Traviesa: armada colocada en la zona centro de la mancha en una montería.
  • Trofeo: elemento significativo y representativo de un animal de caza mayor, que se conserva y exhibe.
  • Tronera: orificio situado en la parte frontal del puesto destinado a observar el trabajo del reclamo y por el que se saca la escopeta para efectuar el disparo. También se llama visera.

V

  • Vareto: ciervo joven de uno o dos años que tiene por cuernas dos únicas varas.

Z

  • Zajón: especie de mandil, principalmente de cuero, atado a la cintura, con perneras abiertas por detrás que se atan a la pierna, usado por cazadores, vaqueros y gente de campo para resguardar el traje.
Perros de caza

Los perros y la caza

Es difícil determinar el momento en que el hombre se sirve de los perros para la caza, pero un reciente descubrimiento en el yacimiento de Shubayka, en Jordania, ha determinado que la relación entre los perros y la caza data, de al menos, 11.500 años. Ahí es nada.

Una reciente investigación publicada en el ‘Journal of Anthropological Archaeology’ por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Copenhague y el University College London determina que la interacción entre humanos y perros con fines cinegéticos ya era un hecho hace 11.500 años, no obstante, estudios anteriores sostienen que la relación entre homínidos y perros ya era un hecho en Europa hace 20.000 años.

Una vez más, la ciencia no se pone de acuerdo, aunque sí podemos afirmar con rotundidad que el perro actual proviene del lobo del que divergió genéticamente hace entre 36.000 y 47.000 años.

Lo novedoso del reciente estudio es que se ha podido acreditar, aun indiciariamente, que los perros colaboraban con los humanos en la caza a través de los restos de cuerpos de los canes.

Se han encontrado igualmente abalorios y pequeñas herramientas hechas con huesos de perro. Lo que determina la cercanía del perro con el humano.

Así pues, la relación de los perros y la caza no es algo de hace algunos siglos, estamos hablando de hace 11.500 años.

La caza del ciervo

El ciervo es una de las especies más representativa de la montería española. En las últimas décadas su población ha crecido y ha generado un gran interés por su caza a berrea y rececho en el norte peninsular.

Desde Curiosidades de la Caza queremos compartir con vosotros algunos consejos generales sobre su caza.

Consejos sobre su caza

ciervo

El ciervo o venado es una de las especies más representativas de la caza de nuestro país. Es una especie que se adapta a cualquier tipo de clima. Además, debido a la escasez de depredadores naturales, ha conseguido expandirse por el territorio.

Costumbres del ciervo

El ciervo concentra su mayor actividad durante las primeras horas de luz del día y al atardecer. En estos momentos es más fácil poder verlos pastando por el campo o el bosque.

Su alimentación principal son los frutos como la bellota, la castaña o también las frutas como la manzana, higo o peras entre otros.

La caza del ciervo

La caza del ciervo es muy desconocida y poco valorada por muchos cazadores, que prefieren cazar otras especies antes que esta. Actualmente se pueden desempeñar diferentes formas de cazar este animal: desde el rececho, el aguardo o la montería tradicional. Todas estas modalidades de caza se pueden efectuar por todo el territorio nacional tanto en fincas abiertas como en cercadas.

Cazar en abierto transmite multitud de sensaciones… Como ese momento previo a la cacería de incertidumbre, pasando la noche esperando para tener la oportunidad de abatir uno o volver a casa sin ver nada. En el caso de las fincas cercadas, las sensaciones son diferentes puesto que se cuenta con la ventaja del territorio cerrado o cercado.

Licencia de caza

La Junta de Andalucía, mediante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ya permite la obtención y renovación de la licencia de caza por vía telemática, sin necesidad de acudir a oficina alguna.

Sólo necesitas el certificado digital y autofirma y el pago de la tasa se podrá efectuar bien mediante tarjeta bancaria o pago en cuenta.

Ya era hora, por fin, parece que la informática va entrando en los organismos públicos, no sólo para cobrar impuestos. Confiemos en que esta iniciativa de obtención de la licencia de caza y su renovación cale en el resto de Comunidades Autónomas. Ya, sólo queda que se una al acuerdo de la licencia de caza única.

Os dejo el enlace

http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/site/cae/menuitem.9d35871926fad96b25f29a105510e1ca/?vgnextoid=f7e9c70165452210VgnVCM1000001325e50aRCRD&vgnextchannel=2a0885d85a6ea210VgnVCM1000001325e50aRCRD&vgnextfmt=AdmonElec&lr=lang_es&lr=lang_es

Vocabulario de caza

Como os contamos en artículos anteriores, queremos compartir con vosotros en las próximas entradas el vocabulario de caza más utilizado. Estos términos te pueden ayudar a comprender algunos de lo textos sobre caza.

Vocabulario de caza

D

  • Desmogue: cuerna desprendida de la cabeza de un cérvido.
  • Dormidero: lugar que utiliza un animal o grupo de ellos para pasar las horas de inactividad, normalmente nocturna.

E

  • Encame: lugar donde las reses se echan para descansar.
  • Escopetero: término despectivo utilizado
  • Escopetas negras: cazadores profesionales.

F

  • Furtivo: cazador que está fuera de la legalidad.

G

  • Gabato: nombre que recibe el ciervo joven.
  • Galliformes: orden de aves que comprende a las gallinas, urogallos, lagópodos, perdices, codornices, faisanes y pavos.
  • Gregarismo: conducta sociable que ocasiona la formación de grupos, normalmente de la misma especie.
  • Guardería: servicio de vigilancia de los cotos de caza.
  • Guarro: jabalí
  • Guías: en montería, personas conocedoras de la mancha que acompañan, asesoran y asisten a los perreros durante el recorrido de las rehalas por la mancha.

H

  • Horquillón: cérvido macho en su segundo año de vida,con cuerna en forma de horquilla.
  • Hozadura: rastro que deja el jabalí en el suelo en forma de escarbadura y hoyos, en su búsqueda de alimento.

J

  • Jabato: nombre que recibe el jabalí joven.
  • Junta de Carnes: reunión celebrada tras el fin de la caza durante la montería y donde se forma la alfombra de las reses abatidas.
  • Junta: Lugar, fuera de la mancha, donde se organiza una reunión previa donde los asistentes a la montería son informados de las normas de esta y se celebra el sorteo de los puestos.

L

  • Ladra de llamada: ladridos de perros de rehala llamando al resto de perros.
  • Ladra de parada: ladridos de perros de rehala indicando parada ante la presencia de animales.
  • Ladra de agarre: en montería, ladridos de perros de rehala indicando el agarre de una res.
  • Lagomorfos: orden de mamíferos que comprende el conejo y las liebres.
  • Lance: transcurso de tiempo en el que cazador y piezas se “enfrentan” en la acción cinegética.
  • Luchadera: denominación que recibe la punta delantera más cercana al anclaje del asta de un cérvido a su cabeza. Llamada así por emplearse como arma en las peleas masculinas durante el celo.

M

  • Macareno: jabalí macho adulto, normalmente con un buen trofeo.
  • Mancha: extensión de terreno a batir donde se desarrolla la montería.
  • Marrano: jabalí
  • Mata Cuelga: modalidad de caza mayor. 
  • Medalla: distinción a la res abatida por unas características singulares tipificadas como tal y objeto de reconocimiento.
  • Mil leches: perros sin raza determinada.
  • Montero: cazador que ocupa un puesto en la cacería.
  • Montero en la batida del norte peninsular: el montero es el cazador que con sus perros o perro de traílla recorre el monte en busca de los encames de las piezas.
  • Monteros de Chichinabo: cazadores que participan en monterías económicas distintas a la montería clásica, con una ritualidad y actitudes menos formales.
  • Muestra: señal característica que realizan ciertas razas de perros de caza cuando se encuentran ante el indicio de una pieza.
El muflón europeo

El muflón europeo

El muflón europeo, si bien no se encuentra extendido por toda la Península, si representa un trofeo muy codiciado por su extraordinaria cornamenta.

Descripción

Se trata de un mamífero artiodáctilo de la familia de la cabra de hasta 50 kilogramos en los machos, siendo su peso más común, entre 35 y 40 kilos.

La lana de éste, es mucho más corta que la de la oveja común y ofrece un color pardo oscuro, con zonas blancas en el morro, ojos, parte inferior de las patas y partes traseras.

Su cornamenta es, sin duda, su característica más peculiar y la que le confiere su atractivo cinegético.

Su presencia en España es relativamente cercana en el tiempo, siendo introducida a mediados del siglo veinte, si bien hay autores que sostienen que ya existía en la Península hace miles de años, aunque desapareció por causas aún no aclaradas. Sea como fuere, hoy se encuentra plenamente afincado en nuestro país, desarrollándose en mayor medida en la zona centro y sur del país.

Las expectativas de vida del muflón europeo rondan los quince años si bien dependen en parte, de la especie, presión predadora y enfermedades que atacan a este animal como a otros bóvidos.

Hábitat y comportamiento

El muflón europeo encuentra acomodo en zonas rocosas y abiertas y su alimentación es netamente vegetariana al igual que los cérvidos. Normalmente a primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, si bien por la noche es también muy activo en busca de comida.

Se relacionan normalmente en rebaños de machos y hembras, aunque en época de celo, hacia el comienzo del otoño, los machos comienzan las batallas por conseguir más hembras golpeando con fuerza sus cuernas con las del rival hasta conseguir la humillación de éste. El período de gestación del muflón europeo alcanza por lo general cinco meses y pare habitualmente una cría que se mantiene al cuidado de la madre durante un año.

Tanto el número de individuos de la manada como el de crías va muy unido a la presión de los depredadores y a la existencia de mayor o menor comida, siendo muy esquivo a los parajes de grandes nevadas que dificultan comer del suelo.

En cuanto a sus depredadores, apenas encuentra peligros salvo la coincidencia con lobos y águilas que se atrevan con las crías.

Interés cinegético

Como decíamos, el interés cinegético del muflón europeo viene dado por su espectacular cuerna, que le dota de una belleza singular.

El trofeo de la cuerna viene definido por el tamaño y los anillos de los cuernos, que suman mayor puntuación si se encuentran más cercanos uno de otro, que si se encuentran más distanciados entre sí.

Otro factor que penaliza es que se encuentren las puntas de las cuernas partidas o que se curven hacia adentro en vez de hacia afuera.

Su caza se efectúa en batidas, monterías y recechos y el rifle que habitualmente llevamos para jabalí o ciervo es perfectamente válido para abatir al muflón, siendo del gusto de cada uno, como siempre decimos, la elección del calibre.

Regalo para un cazador

Se acercan los reyes magos, ¿todavía no sabes que regalar? En nuestro nuevo artículo de hoy te damos algunas ideas de regalos perfectos para cazadores.

¿Qué regalar a un cazador?

Si la persona a la que quieres regalar ya tiene de todo y no sabes que regalarle, con estas ideas encontrarás el regalo perfecto.

Equipación de caza

¿A quien no le viene algo de ropa para las jornadas de caza en invierno? Si la temporada de caza preferida para el cazador es durante el invierno ayúdale a no pasar frío con una Braga que sea aislante del frío y que proteja su cuello, cara y orejas. Además, es un regalo que puede transportar de manera fácil en su mochila.

Otro gran regalo de caza, perfecto para esta temporada son las polainas que se ponen rápidamente gracias a su sistema de cremalleras y velcro. De esta forma estarán protegidos de la humedad o el barro en esos día donde la lluvia es la protagonista de la jornada de caza.

Cualquier cazador agradecerá que le regalen unas buenas botas de caza. Debido al desgaste que sufre este calzado al andar por el monte entre piedras y ramas, es un complemento que es recomendable cambiar cada cierto tiempo.

Si quieres que esté protegido del frío, te recomendamos que le regales una chaqueta que le proteja de los vientos fríos, que sea impermeable y transpirable cuando sude.

Accesorios de caza

Si además de ser un apasionado de la caza, es un gran lector. Un libro de caza es un buen regalo para un cazador. En el mercado podrás encontrar una gran multitud de libros.

Un regalos novedoso y original, es una corbata que, aunque parezca algo tradicional puede dar un todo de elegancia a la hora de salir a montería, ojeos o en el día a día.

Otro regalos original es una almohadilla hinchable con la que estar más cómodo muchas más horas la espera.

Una navaja con un sistema de cuchillas intercambiables es perfecta para cazadores. Con esta navaja podrás cambiar la hoja desgastada por una completamente nueva y así nunca perderá el filo y siempre estará en perfectas condiciones para usarse.