Archivo por meses: abril 2019

Chiruca-Urales Force 01 Gore-tex La bota de caza definitiva

La bota de caza Chiruca-Urales Force Gore-tex es, sin duda, la bota de caza definitiva para cazadores y todos aquellos que pretendan salir al monte y tener una perfecta sujeción en los pies.

CARACTERÍSTICAS

  • Confeccionada en piel de nobuck hidrofugada ¿Y esto qué es? la piel hidrofugada es un tratamiento que se le da a la piel, en este caso a las botas, que repelen el agua y reducen la porosidad del material sobre el que se aplican, por lo que impiden la entrada de agua.
  • El material de la suela es de caucho de tipo vibram ¿qué significa esto? Muy sencillo: Tracción máxima. Antideslizante. Resistencia al desgaste y adaptación íntegra a todo tipo de climas y de terrenos, incluidas las superficies nevadas o con hielo.

La tracción máxima permite que la bota se “agarre” con fuerza al suelo donde pisa con lo que impide los temidos resbalones que pueden provocarnos cualquier lesión de pie o tobillo. Además, es antideslizante y se integra a todo tipo de climas.

Así, el comportamiento de esta bota es óptimo para cualquier tipo de superficies, suelos mojados, secos, duros, blandos, con lluvia, nieve e incluso hielo. Es la bota más buscada por escaladores y aficionados al trekking.

  • Cierre de cordones. Hoy por hoy, está demostrado que el mejor cierre para una bota de montaña, es el de cordones. No existen cintas adhesivas, ni velcros que sujeten mejor que los cordones, que consiguen una perfecta adaptación al pie.
  • La prueba definitiva, he llevado muchas botas de caza y os aseguro que las Chiruca-Urales Force 01 son las mejores que he probado, con diferencia.

LAS MEJORES BOTAS PARA LA CAZA

Los que practicamos la caza sabemos de la importancia de una buenas botas que nos aíslen del frío, nos sujeten firmemente el pie e impidan que se nos calen los pies cuando andamos por terrenos mojados. Pues bien, las Chiruca-Urales Force 01 gore-tex cumplen esa triple función, pero además, su suelo antideslizante, impedirá los temidos resbalones que pueden provocar luxaciones y esguinces de tobillo, lo que suelen ser lesiones muy frecuentes en quienes practicamos esta afición.

En definitiva, las botas que hoy os presentamos vienen avaladas por una marca que nos ha acompañado desde hace más de cincuenta años y que ha estado muy vinculada al mundo de la caza.

Por ello, no lo dudes más, móntalas en tus pies y disfruta de tu salida al monte si vas de rececho, montería o vas a cazar en mano, cálzate las Chiruca-Urales Force 01 gore-tex y despreocúpate si llueve o si nieva.

[amazon_link asins=’B07HKRG2S6′ template=’ProductCarousel’ store=’curiosidadesd-21′ marketplace=’ES’ link_id=’37bc61b1-ef5d-4e83-b345-c743c33f156d’]

 

 

 

Qué hacer ante una denuncia de un agente medioambiental

Algunos de nosotros “hemos podido ser víctimas” de una denuncia de un agente medioambiental o forestal por alguna infracción relacionada con la caza. Si es así, te explicaremos qué podemos hacer. Acompañamos modelo de alegaciones.

LA DENUNCIA

El procedimiento sancionador debe comenzar por una denuncia, normalmente interpuesta por un agente forestal o medioambiental que, como ya vimos en posts anteriores, tienen potestad para denunciar, aunque no para sancionar y demás, gozan de una presunción de veracidad en sus manifestaciones, dicho en cristiano, el relato de los hechos efectuado por un agente medioambiental se presume que es cierto, salvo que se pruebe lo contrario.

EL PROCEDIMIENTO SANCIONADOR

El procedimiento sancionador comienza con la denuncia y habrá que estar muy atento, pues en ella, deberá de contener los siguientes requisitos:

1- Deberá señalarse el día en que se comete la presunta infracción.

2.- El lugar exacto de comisión de la infracción.

3.- La identificación de los denunciados.

4.- La infracción por la que se nos denuncia y su tipificación legal, es decir, qué norma hemos violado.

La ausencia de alguno o algunos de estos requisitos puede dar lugar a la anulación de la posible sanción, por ello, máxima atención al contenido de la denuncia.

FASE DE INSTRUCCIÓN

Una vez que la denuncia se tramita, la Comunidad Autónoma competente, deberá elegir un órgano instructor y otro sancionador, es decir, un órgano será el que prepare todo el expediente sancionador y proponga la sanción, y otro, dictará la resolución sancionatoria o no que proceda.

Este trámite es muy importante pues en él, se nos da plazo para hacer las alegaciones oportunas en nuestra defensa, y proponer la prueba que estimemos, ya sean documentos, testigos, etc…por ello, debemos estar muy atentos para poder rebatir con las pruebas que creamos oportunas, las manifestaciones del agente.

FASE DE RESOLUCIÓN

Finalmente, el expediente terminará, salvo excepciones en una resolución sancionatoria o no. En todo caso, dicha resolución deberá ser motivada, esto es, deberá razonar los motivos en que se basa, sus razonamientos jurídicos, norma infringida y nos debe decir qué recursos administrativos o judiciales caben contra ella.

Así, si no estamos de acuerdo con la resolución podremos interponer los recursos que creamos o las acciones judiciales que estimemos oportunas.

CONSEJOS

No todas las denuncias interpuestas por los agentes medioambientales o forestales prosperan, y muchas veces son desestimadas, a veces por errores de forma que merecen la pena tener en cuenta.

Atentos a la denuncia, si falta algún requisito como fechas, lugar de la infracción, acreditación del agente denunciante, la infracción supuestamente cometida. pueden parecer simples errores formales, pero la falta o el error en alguno de ellos, puede provocar la nulidad de la denuncia y por consiguiente de la sanción.

Recordad que tenemos derecho a presentar las pruebas que creamos convenientes, a ser informados de toda la tramitación del expediente a poder verlo cuando lo creamos conveniente y a que se nos informe de qué recursos caben contra una resolución sancionatoria y ante quien debemos presentarlos.

En definitiva, denuncia no es igual a sanción, tenemos nuestros derechos y debemos usarlos.

Os acompañamos a nuestro artículo de hoy un modelo de  escrito de alegaciones frente a una denuncia de un agente medioambiental, creemos que os puede servir de guía por si os veis obligados a utilizarlo.

,

Rifle apoyado en un coche

¿Sabemos limpiar correctamente nuestro rifle?

¿Sabemos limpiar correctamente nuestro rifle? es algo que no debemos tomar a broma y exige que le prestemos la atención adecuada ya que no debemos olvidar que es un arma de precisión y tanto el cañón como el mecanismo de disparo, cerrojo o semiautomático, son elementos que habrá que tratar con mucho mimo.

Preparación

Con carácter previo a la limpieza del arma, debemos asegurarnos en primer lugar de que el rifle no tenga ninguna bala en la recámara. Una vez que nos hemos asegurado de ello, debemos extraer el cargador y empezar con el desmontaje de nuestro rifle.

Obviamente, no es lo mismo si nuestra arma es de cerrojo o semiautomática, en el caso de rifle de cerrojo, su limpieza será bastante más fácil que la del semiautomático ya que bastará con retirar el cerrojo y proceder a la limpieza del cañón.

Para la limpieza del arma necesitaremos baquetas, jags (los jags son los elementos que se enroscan en el extremo de la baqueta, generalmente en forma de cilindro con púas de diferentes materiales) un líquido lubricante limpiador, paños limpios y líquido abrillantador para la mira telescópica.

Procedimiento

En primer lugar comenzaremos con una baqueta con un jag metálico, generalmente latón, que introduciremos en el cañón con extremo cuidado al objeto de no herir el ánima del cañón. La erosión de la rayadura del cañón podría ocasionar un desgaste de éstas y consiguientemente una pérdida de efectividad en el disparo.

Así, meteremos la baqueta por el cañón varias veces sin apretar demasiado con la intención de conseguir despegar los posibles restos de pólvora, esquirlas de la bala, o restos de hojas o ramas que se hayan podido introducir.

A renglón seguido, introduciremos una segunda baqueta con un jag de tipo cepillo no metálico menos abrasivo que el anterior con el fin de retirar las posibles incrustaciones de que hablábamos antes, pólvora, ramas, esquirlas, etc… El mismo consejo antes, si bien este jag es menos abrasivo, máximo cuidado para no herir el ánima.

Por último, introduciremos una baqueta con un jag de tipo tampón de algodón al objeto de eliminar cualquier posible resto y sobre todo limpiar cualquier posible resto de grasa o líquido que hayamos utilizado al introducir las baquetas.

De igual forma, el cañón también deberá ser limpiado por su parte exterior aplicando algún líquido lubricante para limpieza de armas, no muy abrasivo y un paño seco.

La torreta del rifle exigirá máxima precaución al objeto de evitar en lo posible alterar los roscas de ajuste. Misma mecánica anterior, un líquido de limpieza de armas, un paño seco que no deje pelusa y mucho mimo.

Para la mira emplearemos un líquido para cristales y un paño seco empleando especial atención a las juntas de la lente con los tubos en las que van sujetas, ayudándonos si es necesario con un bastoncillo de algodón ya que la zona de las juntas es donde más porquería se acumula.

Con la culata, habrá que diferenciar si es de madera o sintética, si es madera, un líquido para limpieza de madera con algo de barniz si está muy desgastada y si es sintética, bastará con un paño húmedo.

Preguntas frecuentes

¿Con qué frecuencia tengo que limpiar el rifle?

La limpieza de nuestra arma irá en función de la utilización que le hayamos dado, esto es, cuanto más disparada, más limpieza. En todo caso, creo que limpiándola una vez que termine la temporada será más que suficiente.Aproximadamente una vez al año.

¿Vale cualquier producto de limpieza?

Lo indicado es que utilicemos productos de limpieza especiales para armas ya que podemos emplear productos demasiado abrasivos no adecuados.

¿Es necesario desmontar el rifle para su limpieza?

La mejor opción es desmontarlo para que la limpieza llegue a todas las partes fundamentales del arma, no obstante, si tenéis miedo de desmontarlo por si al final nos sobra alguna pieza, al menos, limpiar bien el cañón, aunque sea accediendo por la boca, y un spray lubricante sobre el resto.

Finalmente, quiero apuntaros nuestros patrocinados de hoy, un magnífico maletín de limpieza para vuestro rifle y escopeta. Se presenta en este cómodo y vistoso maletín rígido y contiene todos los elementos indispensables, baquetas, cepillos de diferentes tipos y cómo no, nuestro spray lubricante para armas con cánula para aplicaciones de precisión en lugares de difícil acceso.

El moquillo

El moquillo o enfermedad de distemper es un virus que ataca preferentemente a perros, es altamente peligrosa, muy contagiosa y en muchos casos puede acabar con la vida de nuestro fiel amigo. Sus potenciales “víctimas” suelen ser los perros en sus primeras semanas de vida y los perros más viejos. Las vacunaciones a temprana edad son fundamentales para nuestro perro de caza y aunque el número de contagios ha disminuido sensiblemente gracias a las vacunas, no está de mas que aprendamos a identificarlo.

SÍNTOMAS

La sintomatología del moquillo resulta ser muy heterogénea y se manifiesta de una triple forma.

APARATO RESPIRATORIO

Se manifiesta mediante toses, dificultad respiratoria y secreciones nasales que pueden cursar también con algún tipo de infección.

APARATO DIGESTIVO

Otro de los síntomas que aparece en los perros aquejados de esta enfermedad es una gastroenteritis que cursa con vómitos y diarrea. Muchas veces podemos achacar una diarrea a algo que ha comido nuestro perro, sin embargo, habrá que estar muy atentos a la aparición de otros síntomas.

SISTEMA NERVIOSO

Otro de los focos en que se manifiesta esta enfermedad es en el sistema nervioso, produciendo espasmos musculares involuntarios que pueden terminar en parálisis y finalmente, la muerte del animal.

Generalmente, el cuadro por moquillo comienza con fiebre, apatía, falta de apetito, lagrimeo, etc… es en esos momentos, cuando deberemos estar más alerta pues son los primeros síntomas del moquillo y el momento de acudir al veterinario de confianza al objeto de que pueda efectuar un diagnóstico acertado de la enfermedad y poder ponerle remedio lo antes posible.

CONSEJOS

  • Al primer síntoma de moquillo, el primer consejo es evidente, corriendo al veterinario a que diagnostique si estamos ante esta enfermedad o se trata de otra dolencia.
  • Si sospechamos que nuestro perro de caza puede ser víctima del moquillo, evitar compartir comederos y bebederos con otros perros y en general, impedir juntarlo con otros ya que el virus es altamente contagioso.
  • No esperéis a que los síntomas del moquillo sean más agresivos, pues quizá su cura resulte inútil, en cuanto detectéis cualquier comportamiento anómalo del perro, acudir al veterinario para descartar el moquillo.
  • La prevención es absolutamente fundamental, por ello, el calendario de vacunaciones debe llevarse al día para evitar el moquillo, la parvovirosis, etc…

 

Petsfarma, los productos del veterinario a precio de mayorista