Archivo por meses: junio 2019

Curiosidadesdelacaza.com

Subasta de armas 2019

Desde hoy, día 24 de junio hasta el 27, subasta de armas en Madrid, en la que podrás encontrar, escopetas, rifles, pistolas, etc…

Lugar, día y hora:

  • Comandancia de la Guardia Civil de Madrid
  • C/ Sector Escultores 10
  • Día:  1 de julio de 2019
  • 09:00 horas
Exposición de armas:
Las armas permanecerán expuestas en la Sala Oriente del recinto ferial IFEMA-Feria de Madrid, en el Parque Juan Carlos I, de Madrid, los días 24, 25, 26 y 27 de junio de 2019 de 09,00 a 14,00 horas, y el día 28 de junio de 2019 de 09,00 a 13,00 horas.
Armas que se subastan:
Las armas que reglamentariamente saldrán a subasta son 2.879. (1.820 escopetas, 242 carabinas, 193 rifles, 378 pistolas, 240 revólveres y 5 ballestas).
Hurón

La caza del conejo con hurón

 

La caza del conejo con hurón es una actividad de la que ya encontramos sus orígenes, al menos desde hace 2.500 años, cuando Plinio el Viejo comenta que Cesar Augusto decidió enviar hurones a las Islas Baleares para acabar con la plaga de conejos.

Hay quien sostiene que el origen del hurón proviene de Egipto, no obstante, de los enterramientos encontrados a lo largo de los años, no se han encontrado esqueletos de este animal como si de cocodrilos, perros, gatos, etc…

Sea como fuere, el empleo del hurón para la caza del conejo, no es algo nuevo y es una actividad que cuenta con muchos aficionados, aunque no en todas las comunidades autónomas es legal su uso.

El hurón

Sin duda, el hurón es el protagonista de esta modalidad cinegética. Este animal pesa entre 700 gramos y 2 kilogramos y posee una amplia gama de colores que van desde el blanco hasta el negro, pasando por el color parduzco, gris incluso rayados.

Por su naturaleza es un animal muy sociable con sus congéneres, incluso con animales de otra especie como los gatos. Por lo general son muy dormilones pero cuando despiertan presentan una gran actividad y se mueven de un sitio a otro olisqueándolo todo.

Sus armas para la caza son básicamente dos, su morfología, un cuerpo alargado y delgado ideal para meterse en cualquier cavidad y su finísimo olfato, que le permite detectar el olor del conejo a distancia.

Si bien su naturaleza muestra una querencia natural a la captura del conejo, su conducta debe ser adiestrada desde el comienzo de su vida, enseñándole las mejores prácticas y tácticas para la caza del conejo.

La caza de hurón con escopeta

Esta modalidad de caza consiste en introducir al hurón en las bocas de las madrigueras de conejo previamente señaladas por el huronero. Un una vez que el conejo entra en la madriguera, se dirige como una flecha hacia adentro buscando el olor del conejo e intentando capturarlo. Obviamente el conejo, en cuanto detecta la presencia del hurón busca la salida más cercana y sale huyendo de la madriguera, momento en que el cazador le espera con la escopeta a la salida de la madriguera.

Uno de los riesgos es que el conejo “enganche” al conejo y lo mate, con lo que existe la posibilidad de que éste se quede dormido y no salga de la madriguera.

Uno de los protagonistas de esta modalidad es la del huronero, propietario de los hurones, quien debe seleccionar las madrigueras por las que introducirá el hurón y advirtiendo a los cazadores las posiciones más óptimas para el disparo teniendo en cuenta las diferentes bocas de la madriguera.

Teniendo en cuenta que las madrigueras suelen tener distintas salidas, es fundamental tener todas las bocas cubiertas o al menos, a la vista, para evitar el escape del conejo. Para ello es muy recomendable acercarse lentamente a la madriguera toda vez que el ruido de pisadas, golpes o conversaciones puede llegar al interior de la madriguera y alertar al conejo.

Otra circunstancia que habrá que tener en cuenta es la situación de las bocas. Muchas de ellas se encuentran muy cercanas a la vegetación con lo que, en cuanto sale el conejo, busca el perdedero y el tiro se complica por la ausencia de campo visual.

Dado el ciclo vital del conejo, debemos tener mucha precaución a la hora de disparar ya que muchas veces, las madrigueras esconden gazapos muy jóvenes a los deberíamos dejar crecer.

Por último indicar que el conejo sale muy asustado de la boca y el tiro debe ser muy rápido, por lo que deberemos seleccionar muy bien los chokes de la escopeta si queremos tener suerte en el lance.

Ristra de ajos

Conejo guisado al ajillo

Hoy, hemos dedicado nuestro artículo a la cocina. Una de las características principales de quien se dice CAZADOR, es que comemos lo que cazamos y por ello, en este post, os detallamos una sencilla receta de conejo guisado al ajillo  al alcance de todos los bolsillos y sin necesidad de muchos conocimientos de cocina.

Ingredientes

Para un conejo de kilo y medio aproximadamente, necesitaremos:

  • Una cabeza de ajo de entre ocho y diez dientes.
  • Unos 150 ml de aceite de oliva virgen.
  • 200 ml de vino blanco de la tierra
  • Un ramillete pequeño de tomillo o romero.

Preparación

En una cazuela plana vertemos el aceite, que cubra la totalidad de la cazuela con menos de un dedo de profundidad. Una vez que el aceite ha cogido temperatura, echaremos los ajos y bajamos el fuego para evitar que se quemen. Cuando van cogiendo un color marrón, los retiramos de la cazuela y volcamos en ella los trozos de conejo previamente aderezados con sal y pimienta negra al gusto.

Doraremos bien el conejo para que vaya expulsando sus aromas y a renglón seguido vertemos el vino blanco hasta que reduzca y pierda el alcohol. Una vez que se haya reducido el alcohol del vino, echaremos unos trozos de romero o tomillo y los ajos que previamente habíamos retirado.

Tapamos la cazuela con los ajos, el tomillo o romero, el conejo y el vino y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento por unos veinte minutos aproximadamente y listo.

Podemos acompañar el conejo con unas patatas fritas o un puré de patatas. ¡¡¡Espectacular!!!

Propiedades de la carne de conejo

La carne de conejo es muy saludable y más si hablamos de conejo salvaje cuya alimentación se ha limitado a lo que encuentra en el monte sin ningún tipo de piensos ni alimentos de engorde.

Esta carne, tiene muy poca grasa por lo que es ideal para dietas hipocalóricas y nos aporta minerales como potasio, fósforo y calcio.

Dado que es una carne un pelín seca, recomendamos que se acompañe de alguna salsa, puré o similar.

Animaos y probad vuestras dotes culinarias. Es una receta muy sencilla, rica, rica y no dejéis de comentarnos vuestros resultados.

La mangosta o meloncillo

La mangosta o popularmente conocido por “meloncillo” es un carnívoro, que recientemente ha adquirido popularidad por su rápida extensión por la Península Ibérica y su voracidad frente a varias especies cinegéticas.

Características

La mangosta es un carnívoro cuyo origen lo podemos encontrar en el continente africano habiendo colonizado Egipto y la Península Ibérica.

Se trata de un animal de entre, aproximadamente,  2 y 4 kilogramos de peso, de figura alargada, con patas muy cortas pero robustas y terminadas en garras muy afiladas y curvadas con el fin de servirle para cavar.

Cola ancha en su base y orejas cortas, anchas y redondeadas.

Hasta hace relativamente poco, se creía que su introducción en la Península había sido cosa de los árabes hacia el siglo octavo, no obstante, estudios recientes, demuestran que su existencia en la Península Ibérica es muy anterior. Se han encontrado esqueletos de meloncillo junto a otros animales en una tumba de Extremadura de época romana.

A pesar de los diferentes restos hallados, es muy probable que la existencia de la mangosta no fuera introducida por el hombre, sino que cruzara el Estrecho de Gibraltar allá por el Pleistoceno. Sea como fuere, su adaptación a nuestra Península lo ha convertido en uno mas y es muy posible encontrarlo en la zona sur del país aunque se ha ido extendiendo hacia el norte, habiendo sido visto en la provincia de Zamora.

Su dieta y costumbres

La dieta de la mangosta es muy variada. Va, desde pequeños gazapos, huevos, insectos, culebras, aves y carroña.

Normalmente es un animal diurno, ya que necesita muchas horas de reposo, que aprovecha por la noche, aunque es posible que dedique algún día a algún paseo nocturno en época de celo o acuciado por el hambre.

Si bien por la noche se junta con otros individuos de su especie para dormir, lo natural es que por el día ande solo, siendo muy territorial.

Una de sus habilidades más características es su ferocidad frente a culebras y víboras a las que acaba matando. Aún hoy es posible verlo en algunos zocos de Marruecos como Marrakech o Fez peleando con las temidas cobras y saliendo siempre victorioso. Su habilidad le permite esquivar la mordedura de la serpiente, mordiendo a ésta en la cabeza, hasta que consigue matarla.

¿Perjudica la caza?

No sabemos a ciencia cierta cómo influye numéricamente la magosta o meloncillo en la reducción de las especies cinegéticas, pero es lo cierto que en su dieta se encuentran, huevos de perdiz, codorniz y becada. Pequeños conejos y pollos de cualquier ave.

En todo caso, el meloncillo sería otra especie mas con la que compartimos gustos culinarios, además del zorro, la garduña, gineta, gato montés y las temidas aves rapaces.

Como dato curioso hay que destacar que si bien no forman parte de su dieta, hay sospechas de que el meloncillo a atacado a ovejas en la provincia de Zamora.