Algunos trucos para cazar becadas

Durante este mes de diciembre en nuestro país, los montes y los bosques se están llenando de becadas, que como cada año hacen nuestras delicias. En nuestro nuevo artículo del blog queremos daros algunos consejos para asegurar su captura.

En anteriores artículos os contamos algunos datos sobre la caza de la becada. Con estos datos y los consejos que os daremos hoy tendrás todas la claves para que tu jornada de caza sea perfecta.

Además, a la hora de planear una jornada de becada, debes estudiar el monte: las condiciones meteorológicas, la proporción arbórea y la topografía.

Trucos para cazar becadas

En la caza de becadas se necesitan perros con un gran entrenamiento y con una edad mínima de 4 años. En este tipo de caza, los perros son quienes realizan el 90% del trabajo.  Una de las razas más destacadas para esta caza es el Setter Inglés, aunque prácticamente todas son válidas para la becada.

Los perros becaderos aprenden cazandolas, oliendolas y cobrándolas.  A la hora de cazar becadas, debes contar con dos perros como mínimo que sean resistentes, tengan pasión, sin miedo y con un gran olfato a prueba del rocío helado y de la escarcha.

Si durante la jornada se os va una becada, de las muchas, pasada una hora te recomendamos volver al mismo lugar donde se levantó. Este tipo de ave es muy propensa a volver al mismo sitio.

Debes acercarte con moderación, si la becada se encuentra inquieta está se levantará rápido o correrá. Por esto, debes tomar la referencia y entrar despacio de forma que cuando eche a volar la veas durante el mayor tiempo posible para garantizar que tu disparo sea exitoso.

Durante los días de invierno las becadas se encuentran en zonas donde reciben los primeros rayos de sol y a buen resguardo del viento. Otra de las zonas donde las podrás encontrar son en montes quemados, donde haya madera en putrefacción con abundantes gusanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *