Causas de las enfermedades emergentes

En artículos anteriores te contábamos qué enfermedades han aparecido en España, en el post de hoy te contamos cuáles son las causas y sus posibles soluciones.

Causas y soluciones de las enfermedades

Las causa de las enfermedades emergentes se pueden diferenciar en distintos grupos:

  1. Alteración del ecosistema por causa humana o natural
  2. Movimiento de patógenos por vía natural o humana

Alteración de ecosistemas por causa humana o natural

La alimentación artificial suele concurrir en una elevada difusión de algunas enfermedades, como la tuberculosis en el ciervo y la enfermedad de Aujeszky en el jabalí.

En el caso de las aves, se ha producido la aparición del patógeno Mycoplasma que es el causante de la conjuntivitis. Debido a la creación humana de los comederos para aves, esta enfermedad se ha extendido en mayor número.  Esto se debe a que la tendencia actual de las aves es vivir al amparo del hombre. Estos comederos son un elemento potenciador de esta enfermedad, debido a que es un lugar muy frecuentado.  Una de las soluciones es realizar un correcta limpieza de los comederos o proceder a la eliminación de ellos.

Movimiento de patógenos por vía natural o humana

Las conexiones entre los patógenos de animales silvestres, el medio ambiente y las actividades humanas están cada vez más presentes. Esto genera una situación dinámica en la que emergen nuevos patógenos. La enfermedad se ve afectada por el comportamiento del portador, como los cambios de densidad de la población.

Otro de los factores de riesgo es el contacto entre los seres humanos, los animales silvestres y el ganado. Se debe a que muchos animales silvestres son manejados como ganadería, y también la pérdida de hábitat para algunas especies les ha forzado a tener un contacto más directo con el ser humano.

En el caso de la caza, uno de los factores que favorece que emerjan estas enfermedades son las altas densidades, como consecuencia de una gestión incorrecta y una disponibilidad limitada de comida y agua de los animales. Otros factores de riesgo más comunes, son la introducción de enfermedades mediante el movimiento de animales domésticos o silvestres.

Estas situaciones de exceso de población en España, se producen mayoritariamente por terrenos de caza o espacios naturales mal gestionados. Esto provoca que los terrenos acaben erosionados y sobre pastoreados, con animales en una mala condición física reunidos en torno a charcas y lugares de alimentación. Los convierte en terrenos propicios a la propagación de enfermedades como la tuberculosis o las enfermedades víricas.

Una de las posibles soluciones de este factor, es la vigilancia y conocimiento de las enfermedades de los animales silvestres.

En España tenemos un Plan de Vigilancia Sanitaria, en el que colaboran los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura. Además, varias comunidades autónomas tienen programas propios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *