El ciclo de vida del conejo

¿Cómo es el ciclo de vida del conejo?

En el artículo de hoy queremos contaros cómo es el ciclo de vida del conejo y situaros en cuál fue el origen de los conejos en nuestro país.

Debido a diferentes cambios producidos a lo largo de la historia en el planeta, en España existen hoy en día múltiples especies. Muchas de estas con origen europeo que se vieron empujadas a permanecer en nuestro país por el efecto de las glaciaciones.

Hace dos millones de años en la península habitaba el antecesor del conejo que conocemos actualmente. Cuya área de distribución se encontraba en pequeños enclaves al sur de nuestro país.

A lo largo de la historia, España ha recibido nombres muy distintos dependiendo de la civilización que permaneciera en el territorio. En el caso de los Fenicios, estos denominaron la península como i-špʰanim – “Isla de conejos”. A través de estos nombres se cree que surgió el nombre de nuestro país.

Identificación y clasificación del conejo

El conejo es un mamífero lagomorfo de tamaño medio con un peso de entre 1,5 y 1,7 Kg dependiendo de la especie.

Su color típico es el pardo grisáceo con diferentes tonalidades dependiendo del lugar de su hábitat. No existe una diferenciación demasiado característica entre machos y hembras, son muy parecidos entre sí.

Tienen una gran capacidad reproductiva, lo que garantiza su conservación. Una coneja es fértil a los cinco o seis meses de edad y los machos suelen serlo antes. Tras un ciclo de gestación de un mes, puede volver a producirse una nueva gestación. Consiguen llegar a criar seis o más camadas de cinco o más gazapos al año.

En la siguiente imagen podéis ver cuál es el ciclo de vida anual del conejo.

Hábitat del conejo

El conejo está distribuido ampliamente en casi toda la península, partes de Europa, zonas de América y Australia.

Sus costumbres, como la del resto de mamíferos, están marcadas por la alimentación, esto es, su zona de confort se sitúa en los lugares en que la comida es más abundante y fácil de conseguir, lo que provoca numerosas veces que entre en colisión con los intereses del hombre al infestar zonas de cultivo con brotes jóvenes.

A pesar de lo que cree mucha gente, el conejo no es un animal nocturno, sino crepuscular, o sea, sus costumbres de alimentación se desarrollan a primeras horas de la mañana y a la caída del sol.

Su hábitat es principalmente el monte y algunas zona de alta montaña. También suelen elegir zonas de transición entre dos ecosistemas que tengan abundantes zonas de refugio y de alimentación.

Su aprovechamiento cinegético

La caza del conejo tiene un período hábil durante los meses del verano y durante los meses de invierno. Cada Comunidad Autónoma autoriza el tipo de caza, y está varía en cada una de ellas.

Existen varias modalidades de caza del conejo y todas ellas presentan características peculiares. Así, podemos destacar la caza del conejo con hurón, en la que éste, se introduce en las bocas de las madrigueras del conejo con el objetivo de hincarle el diente. El conejo, cuando detecta la presencia del hurón corre por las galerías de las madrigueras hasta salir por las bocas, momento en que es abatido por el cazador.

La caza del conejo en mano, y la caza del conejo en cetrería, acosado por rapaces, águilas o halcones, preferentemente.

En cualquiera de sus lances, la caza del conejo es de una gran belleza y exige una gran pericia por parte del cazador, dada la velocidad que mantiene  el conejo en carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *