Ristra de ajos

Conejo guisado al ajillo

Hoy, hemos dedicado nuestro artículo a la cocina. Una de las características principales de quien se dice CAZADOR, es que comemos lo que cazamos y por ello, en este post, os detallamos una sencilla receta de conejo guisado al ajillo  al alcance de todos los bolsillos y sin necesidad de muchos conocimientos de cocina.

Ingredientes

Para un conejo de kilo y medio aproximadamente, necesitaremos:

  • Una cabeza de ajo de entre ocho y diez dientes.
  • Unos 150 ml de aceite de oliva virgen.
  • 200 ml de vino blanco de la tierra
  • Un ramillete pequeño de tomillo o romero.

Preparación

En una cazuela plana vertemos el aceite, que cubra la totalidad de la cazuela con menos de un dedo de profundidad. Una vez que el aceite ha cogido temperatura, echaremos los ajos y bajamos el fuego para evitar que se quemen. Cuando van cogiendo un color marrón, los retiramos de la cazuela y volcamos en ella los trozos de conejo previamente aderezados con sal y pimienta negra al gusto.

Doraremos bien el conejo para que vaya expulsando sus aromas y a renglón seguido vertemos el vino blanco hasta que reduzca y pierda el alcohol. Una vez que se haya reducido el alcohol del vino, echaremos unos trozos de romero o tomillo y los ajos que previamente habíamos retirado.

Tapamos la cazuela con los ajos, el tomillo o romero, el conejo y el vino y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento por unos veinte minutos aproximadamente y listo.

Podemos acompañar el conejo con unas patatas fritas o un puré de patatas. ¡¡¡Espectacular!!!

Propiedades de la carne de conejo

La carne de conejo es muy saludable y más si hablamos de conejo salvaje cuya alimentación se ha limitado a lo que encuentra en el monte sin ningún tipo de piensos ni alimentos de engorde.

Esta carne, tiene muy poca grasa por lo que es ideal para dietas hipocalóricas y nos aporta minerales como potasio, fósforo y calcio.

Dado que es una carne un pelín seca, recomendamos que se acompañe de alguna salsa, puré o similar.

Animaos y probad vuestras dotes culinarias. Es una receta muy sencilla, rica, rica y no dejéis de comentarnos vuestros resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *