Consejos para tener éxito en el rececho del corzo en julio

El rececho del corzo durante este mes de julio es nuestro centro de atención, ya que se acerca su época de su celo y facilitará la opción de cazar ejemplares. La caza del corzo durante el mes de julio no es nada sencilla. Esté tendrá todos sus sentido más agudizados y desconfiara al sentir la más mínima presencia de peligro tras toda la presión de caza que se ejerce sobre él desde meses.

Cómo tener éxito en el rececho del corzo

rececho del corzo

Te recomendamos que debido a las altas temperaturas que se dan a lo largo de los días, que comiences la jornada de caza durante las primeras horas del día cuando el sol todavía no calienta, o durante las últimas horas de la tarde.

Debes buscar zonas frescas como riberas de ríos, arroyos y fuentes. Donde el corzo puede encontrar algo que comer, ya que la mayoría de los campos se encuentran secos o segados. En estas zonas debemos ralentizar el paso y poner mucha atención para obtener los mejores resultados.

¿Cómo ayuda el comienzo del celo en la caza?

Con la cercanía del celo de los corzos, los machos comienzan a sentir la llamada reproductiva. Con esto, aumenta el número de posibilidades de tener éxito en el rececho del corzo.

Gracias al celo, los corzos comienzan a mostrar mayores movimientos por su territorio, con la esperanza de encontrar el rastro de alguna hembra en celo. Este mes de julio se considera un mes bueno para el rececho del corzo, ya que estos corzos adultos que durante el resto del año no se dejan ver, son más vulnerables durante estas fechas.

El corzo adulto realiza se mueven durante el resto del año en lo más profundo de los montes y bosques. Y realizan alguna salida de su territorio únicamente en la seguridad de la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *