Qué hacer ante una denuncia de un agente medioambiental

Algunos de nosotros “hemos podido ser víctimas” de una denuncia de un agente medioambiental o forestal por alguna infracción relacionada con la caza. Si es así, te explicaremos qué podemos hacer. Acompañamos modelo de alegaciones.

LA DENUNCIA

El procedimiento sancionador debe comenzar por una denuncia, normalmente interpuesta por un agente forestal o medioambiental que, como ya vimos en posts anteriores, tienen potestad para denunciar, aunque no para sancionar y demás, gozan de una presunción de veracidad en sus manifestaciones, dicho en cristiano, el relato de los hechos efectuado por un agente medioambiental se presume que es cierto, salvo que se pruebe lo contrario.

EL PROCEDIMIENTO SANCIONADOR

El procedimiento sancionador comienza con la denuncia y habrá que estar muy atento, pues en ella, deberá de contener los siguientes requisitos:

1- Deberá señalarse el día en que se comete la presunta infracción.

2.- El lugar exacto de comisión de la infracción.

3.- La identificación de los denunciados.

4.- La infracción por la que se nos denuncia y su tipificación legal, es decir, qué norma hemos violado.

La ausencia de alguno o algunos de estos requisitos puede dar lugar a la anulación de la posible sanción, por ello, máxima atención al contenido de la denuncia.

FASE DE INSTRUCCIÓN

Una vez que la denuncia se tramita, la Comunidad Autónoma competente, deberá elegir un órgano instructor y otro sancionador, es decir, un órgano será el que prepare todo el expediente sancionador y proponga la sanción, y otro, dictará la resolución sancionatoria o no que proceda.

Este trámite es muy importante pues en él, se nos da plazo para hacer las alegaciones oportunas en nuestra defensa, y proponer la prueba que estimemos, ya sean documentos, testigos, etc…por ello, debemos estar muy atentos para poder rebatir con las pruebas que creamos oportunas, las manifestaciones del agente.

FASE DE RESOLUCIÓN

Finalmente, el expediente terminará, salvo excepciones en una resolución sancionatoria o no. En todo caso, dicha resolución deberá ser motivada, esto es, deberá razonar los motivos en que se basa, sus razonamientos jurídicos, norma infringida y nos debe decir qué recursos administrativos o judiciales caben contra ella.

Así, si no estamos de acuerdo con la resolución podremos interponer los recursos que creamos o las acciones judiciales que estimemos oportunas.

CONSEJOS

No todas las denuncias interpuestas por los agentes medioambientales o forestales prosperan, y muchas veces son desestimadas, a veces por errores de forma que merecen la pena tener en cuenta.

Atentos a la denuncia, si falta algún requisito como fechas, lugar de la infracción, acreditación del agente denunciante, la infracción supuestamente cometida. pueden parecer simples errores formales, pero la falta o el error en alguno de ellos, puede provocar la nulidad de la denuncia y por consiguiente de la sanción.

Recordad que tenemos derecho a presentar las pruebas que creamos convenientes, a ser informados de toda la tramitación del expediente a poder verlo cuando lo creamos conveniente y a que se nos informe de qué recursos caben contra una resolución sancionatoria y ante quien debemos presentarlos.

En definitiva, denuncia no es igual a sanción, tenemos nuestros derechos y debemos usarlos.

Os acompañamos a nuestro artículo de hoy un modelo de  escrito de alegaciones frente a una denuncia de un agente medioambiental, creemos que os puede servir de guía por si os veis obligados a utilizarlo.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *