Desobedecer a un agente forestal

Aspectos legales

¿Sabías que desobedecer a un agente forestal, rural o medioambiental puede estar penado con la cárcel?

El artículo 556.1 del Código Penal dice: “Serán castigados con la pena de PRISIÓN DE TRES MESES A UN AÑO o MULTA DE SEIS A DIECIOCHO MESES, los que, sin estar comprendidos en el artículo 550, resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones, o al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.”

A raíz de un post publicado en nuestro blog el pasado día 5 de marzo, https://curiosidadesdelacaza.com/retirada-arma-agente-forestal/ todavía vemos que hay cazadores que niegan a los agentes forestales la facultad de inspección de nuestros efectos de caza y algunos que dudan de la posibilidad de que éstos puedan retirarnos el arma por la comisión de una presunta infracción de caza. Si bien esta última posibilidad no se da con frecuencia, hay que volver a recordar que es perfectamente posible.

La habilitación de los agentes forestales o medioambientales e incluso guardas rurales viene establecida en su propio estatuto de creación y en numerosas disposiciones legales, leyes de caza de las diversas comunidades autónomas, ley de montes, etc…

Hay que recordar que los miembros de los colectivos de protección medioambiental, forestales, rurales, medioambientales, tienen el carácter de agentes de la autoridad y ello les confiere la posibilidad de exigirnos, desde los papeles de la caza, permisos, licencias, guías, etc… hasta revisar el vehículo, remolques de perros, armas.

La negativa reiterada a acceder a cualquier requerimiento del agente puede ser constitutiva, no ya de una infracción de la caza, que también, sino, lo que es peor, un supuesto delito de desobediencia contemplado y penado en el artículo 556 del Código Penal.

Por todo ello, debemos mantener con los agentes una actitud en todo momento colaborativa, no sólo por las consecuencias de la desobediencia, sino porque debemos recordar que ellos también contribuyen, entre otras cosas, a luchar contra el furtivismo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *