Curiosidadesdelacaza.com

Divorcio y Caza

 

 Quizá sea el divorcio de una pareja una de las circunstancias más duras por las que puede atravesar una persona. Al margen del problema emocional que ello supone, existen una serie de consecuencias que afectan, entre otras cosas, a los útiles relacionados con nuestra afición, la caza.

Siempre que el matrimonio se rija por el régimen económico de gananciales, lo que suele ocurrir en la mayoría de las uniones matrimoniales, salvo algunos territorios forales, los bienes adquiridos por ambos cónyuges, pertenecen por mitad a ambos. Ello quiere decir que, la escopeta, el rifle, trofeos, el perro, el permiso del coto, etc… pertenece al 50 por ciento a cada uno y ello implica también que, si se opta por partir los bienes del matrimonio, habrá que adjudicar a cada uno la mitad de todos los bienes.

Nadie pone en duda en dividir la vivienda cuando se produce el divorcio, pero hay que recordar que los útiles de la caza también forman parte de la sociedad de gananciales y por tanto deben ser repartidos.

Es aquí donde comienza el problema y es aquí donde deberemos emplear mano izquierda si queremos mantenerlos en nuestro poder.

Si vamos a proceder a liquidar la sociedad de gananciales, todos los útiles de caza (escopetas, rifles, perro, trofeos, etc …) deben ser incluidos en el inventario, en muchos casos su valor no será demasiado, pero todos sabemos que hay rifles y accesorios de éstos, que pueden alcanzar un valor nada despreciable.

Por todo ello, deberemos intentar llegar a un acuerdo con el cónyuge que impida que se repartan estos bienes, y ello pasa, inexorablemente, por un ofrecimiento económico por el cincuenta por ciento del importe total de los útiles de caza que pretendamos conservar. En otras palabras, dado que todo se adquirió con dinero ganancial, deberemos dar al otro cónyuge su cincuenta por ciento en dinero y con ello evitaremos que dichos bienes sean divididos entre ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *