Entrevista Asociación de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía (I)

Aquí os traemos las respuestas que amablemente nos ofrece la Asociación de Agentes del Medio Ambiente de Andalucía en la que tocamos temas como la relación agentes-cazadores, infracciones de caza, armas para los agentes forestales…en fin, una infinidad de temas que por su extensión hemos decidido hacer en dos entregas.

1. La primera pregunta de la entrevista es obligada ¿Cómo es actualmente la relación entre cazadores y agentes medioambientales y forestales?

La relación es mayoritariamente buena, los cazadores que ejercen su derecho a la caza cumpliendo la totalidad de la normativa vigente valoran positivamente nuestra actuación como garantes del cumplimiento de esa normativa y no tienen inconveniente alguno en prestar colaboración en nuestras inspecciones e intervenciones rutinarias.

2. El furtivismo en la caza es un mal endémico que se mantiene desde el comienzo de los tiempos, pero actualmente ¿Se va reduciendo, incrementando o se mantiene en los niveles de otros años?

Este dato difiere de unas provincias a otras e incluso entre comarcas, pero, aún a riesgo de ser poco rigurosos al hacer esta generalización, el furtivismo no se reduce, así como otras prácticas fuera de la ley, que aumentan al mismo nivel que disminuyen los efectivos del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente sobre el territorio.

Once años de bajas, sin nuevas incorporaciones hacen que el sentimiento de impunidad reine entre furtivos, infractores y delincuentes, y esto no es positivo para nadie, ni para los cazadores que ven reducirse sus derechos por acciones fraudulentas, ni para la sociedad en general que siente desprotegido el entorno.

3. ¿Se ha profesionalizado el sector de los furtivos? ¿Con qué medios cuentan? ¿Existen “mafias” del furtivismo? ¿Con qué medios cuentan los agentes para hacer frente a esta gente sin escrúpulos?

La profesionalización entendida como el perfeccionamiento y empleo de técnicas nuevas y más eficientes para la ejecución de actividades ilícitas lleva produciéndose desde el inicio de los tiempos, el uso de nuevas tecnologías y métodos de captura no selectivos o masivos es práctica habitual en el medio natural. Los Agentes de Medio Ambiente luchamos a diario por erradicar de los campos esta lacra.

El problema lo encontramos en los medios con los que contamos para esta lucha, el personal es cada vez más escaso pudiendo cubrir cada vez menor tiempo y superficie, y en cuanto a los medios materiales, las herramientas de disuasión y defensa tanto activas como pasivas con las que contamos son, un boli y una libreta, con estos medios nuestra seguridad está en jaque y condiciona la cantidad y calidad del servicio en la lucha contra el furtivismo.

En cuanto a los métodos, técnicas y herramientas que utilizamos en la localización, seguimiento e identificación de cazadores furtivos, pertenecen al ámbito estrictamente organizativo y operacional y por motivos de seguridad y eficiencia y no deben ser desvelados.

4. La potestad de denuncia de los agentes forestales y medioambientales es algo inherente a su cualidad de agentes de la autoridad ¿Han aumentado las sanciones a cazadores? ¿Cuáles son las infracciones habituales entre los cazadores?

No solo es inherente a la cualidad de agente de la autoridad, somos policía judicial genérica y administrativa específica, y así se recoge en multitud de legislación sectorial como la Ley de enjuiciamiento criminal, ley de montes, ley de aguas etc…

Cómo policía tenemos no solo la capacidad de denunciar ilícitos, sino la obligación de hacerlo. Es parte de nuestro trabajo. El aumento o disminución de las sanciones es relativo, depende de cuestiones no solo temporales sino también geográficas, hay años y zonas con repunte en este tipo de actuaciones y otras en cambio que la actividad ilícita disminuye.

Hay que velar por que el Cazador conozca la normativa en vigor y que está sea de obligado cumplimiento, es una labor conjunta.

Las infracciones más comunes en caza pasan desde cazar sin llevar toda la documentación en regla, a superar los cupos de captura, captura de especies no cinegéticas, hasta puestos dobles en caza mayor.

Y como no, la caza ilícita, fuera del periodo hábil, en terrenos no cinegéticos o sin ser titular de derechos cinegéticos.

5. Ustedes están a pie de campo todo el día ¿Es el colectivo de cazadores respetuoso con el entorno natural y con la normativa sobre caza? ¿Ven preocupación en el sector de cazadores por las especies cinegéticas, sus cuidados y mantenimiento?

Por norma general si, cada vez está más en el hábito común el respeto al entorno, acciones como recoger las vainas y los cartuchos tratando de no dejar huella, son hoy en día mucho más habituales que en décadas pasadas, aunque queda camino por andar hasta la conciencia colectiva plena, la línea es positiva y la normativa tiende a cumplirse de manera amplia, y en los casos contrarios, nuestras funciones serán las de denunciar y velar por que esta situación deje de darse.

Es crucial que los cazadores aíslen y persigan de manera individualizada e institucionalmente a todo aquel practicante de actividades cinegéticas irregulares que repercuten muy negativamente en la imagen del grueso de cazadores respetuosos con la practica cinegética.

En cuanto a la preocupación del sector cinegético por las especies objeto de caza, la base de un sistema racional es el mantenimiento y si puede ser la mejora de las poblaciones que provean un equilibrio ecológico, sin esta premisa el equilibrio de los ecosistemas está gravemente comprometido y en lo que afecta únicamente a las especies cinegéticas, se verá comprometida la caza del mañana.

Entendemos que este concepto está ampliamente asimilado en la sociedad, y en concreto, en el sector cinegético, pero queda camino por andar para que se asimile de manera universal.

señalización

6. Actualmente, el colectivo de policía medioambiental ¿cuántos cuerpos lo forman? Guardia Civil a través del Seprona, agentes rurales, medioambientales y forestales, policía medioambiental municipal…

¿Se puede dar el caso de que un cazador pueda ser requerido el mismo día para inspeccionar los papeles por cuatro cuerpos diferentes? ¿Estamos duplicando e incluso triplicando las funciones de policía medioambiental?

La policía medioambiental actual se lleva a cabo por cuatro cuerpos fundamentalmente, a saber, Agentes Forestales / Medioambientales /Rurales…, en función de la denominación propia de cada administración, Guardia Civil, Policía Nacional o adscritas y Policías municipales. Todos Funcionarios, con condición de Agentes de la autoridad.

Es posible que en un mismo día un cazador sea requerido por más de un cuerpo para realizar una inspección, aunque en cazas organizadas se suelen sincronizar los operativos o se trata de hacerlos conjuntos.

En cuanto a la duplicidad de las funciones de policía medioambiental, el territorio rural es amplio y se necesita gran cantidad de efectivos para poder controlar que la normativa en vigor se cumple y se hace una gestión correcta de los recursos. La protección medioambiental es una competencia a menudo exclusiva de las comunidades autónoma, así como la caza y la pesca lacustre y fluvial, los aprovechamientos forestales, gestión y ordenación de los montes etc… pero hay cuerpos que siguen manteniendo funciones en este ámbito que en ocasiones se solapan con la acción de otros.

Pero, atendiendo al modelo actual, la conjunción de fuerzas sobre el terreno hace que en la mayoría de los casos gane la conservación de las especies y sus hábitats.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *