tiros bajos

Evitar tiros bajos en la caza

En este artículo queremos hablaros de uno de los principales causantes de errores en la caza: los tiros bajos. Os contaremos cuáles son las causas que pueden provocarlos y algunas soluciones para que no os ocurran.

Cuando realizamos un disparo y este ha resultado erróneo, solemos culpar a la escopeta o a los cartuchos utilizados. Pero no hacemos un ejercicio de autoevaluación o autocrítica de cuáles han sido los errores que hemos podido cometer al disparar. Esto nos impide corregirlos y mejorar día a día.

Errores más comunes en los tiros bajos

tiros bajos

Estas son algunas de las causas que producen los tiros bajos en la caza:

Tener mala coordinación, adelanto y disparo: Cuando se realiza la fase en la que avanzamos con la punta del rifle o escopeta para alcanzar el punto de adelanto, debemos tener la máxima coordinación, cerebro-ojo-dedo. Nuestro cerebro-ojo, deben dirigir la punta de la escopeta y nuestro dedo debe estar listo para apretar el gatillo para que nuestro cuerpo siga movimiento en el momento del disparo.

Tener el punto de mira muy grande: En muchas armas es frecuente ver que tienen un punto de mira de gran tamaño para que se pueda controlar el tiro. Siempre y cuando el punto de mira no esté muy elevado de la solista, en el caso de que tu arma la lleve, está bien. Ya que esta se encarga de marcar la dirección del disparo.

Que la escopeta sea muy curva: Las medidas de la culata condicionan la dirección de los tiros. Si tu escopeta tiene demasiada curva puede llegar a provocar un tiro bajo. Si se quiere corregir este “fallo” en el arma podemos colocar la culata más alta o recta con respecto a la línea de la solista de los cañones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *