¿Por qué fallamos los tiros?

Para la pregunta de porqué fallamos los tiros, normalmente siempre tenemos una respuesta, y muchas veces echamos la culpa al empedrado. Es decir, pocas veces reconocemos nuestro error. Sin embargo, deberíamos hacer algo de autocrítica.

Factores de error en el tiro

Muchos son los factores que confluyen a la hora del disparo y muchos de ellos influyen en nuestro acierto o error.

  • De tipo climatológico. Frío o calor extremo, influye notablemente en nuestra concentración a la hora del tiro. La lluvia, el viento, etc…
  • De tipo mecánico. Tenía el seguro puesto en el momento del disparo, se me encasquilla el rifle, mal ajuste del visor…
  • De tipo Problemas personales que impiden una perfecta concentración en el momento del lance.
  • Fallo en la puntería. Quizá sea éste el que menos reconozcamos, pero el más frecuente.

 

Sea como sea, creo que es bueno, después de un día de caza, analizar los errores cometidos e intentar que no se repitan.

Los factores climatológicos influyen de manera evidente en los errores de los tiros. Un día pesado de calor, nos resta aptitudes, vamos más cansados, perdemos concentración, con el frío extremo puede pasar lo mismo, estamos más pendientes del frío que de la caza, nos puede molestar el exceso de ropa e incluso tocar el cañón con las manos puede ser un acto heroico.

Los factores mecánicos también se dan y sin duda se producen, las más de las veces, por falta de concentración. El hecho de que se encasquille el arma puede pasarle a todo el mundo, pero que vayas a disparar y te des cuenta de que llevas el seguro puesto, sólo puede ser debido a nuestra falta de concentración.

Los problemas personales son de extraordinaria importancia y habría que intentar por todos los medios “dejarlos en casa” cuando salimos al monte. Muchas veces comentamos que cazando “se nos quitan todos los problemas” pero hay veces que ello es imposible y redundan muy negativamente en el momento del disparo, llegando incluso a poder provocar algún accidente por falta de concentración.

El fallo en la puntería puede ser el error más típico a la hora del tiro, hemos adelantado mucho el tiro, nos hemos quedado atrás, muy arriba, etc… Todos estos errores en el disparo obedecen a múltiples razones y muchas veces a falta de concentración. Por ello, creo que es buena la autocrítica e intentar analizar al final de la jornada cuáles han sido los motivos de los fallos en el tiro. Algunas veces, pueden ser por motivos externos de los que no podemos controlar, pero en otras muchas somos nosotros los “culpables”

SALES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *