Protege las almohadillas de tu perro

Consejos para proteger las almohadillas de nuestro perro de caza

La caza con perro es una de las experiencias más satisfactorias en el ámbito de la caza, por ello no debemos descuidar el estado de nuestro perro de caza. Las lesiones en las almohadillas de sus patas pueden afectar a su rendimiento durante la partida, por lo que conviene vigilar esta zona y si es posible reforzarla. De lo contrario nos exponemos a que nuestro compañero no rinda al 100%.

Para evitar que las almohadillas del can se resientan por las altas temperaturas, los rastrojos y la dureza de los caminos, hay gran variedad de remedios que pueden ayudar a reforzar esta zona. Desde incluir en la dieta alimentos con un alto contenido en vitamina A y zinc, a sumergir las patas del can durante un breve periodo de tiempo en aceite de coche usado para ayudar a evitar infecciones y a endurecer las almohadillas.  Estos trucos ayudan a que nuestro compañero este más protegido.

Sobra decir, que además de la protección que le podemos brindar a nuestro perro en los preámbulos de la caza, seguimos estando expuestos a los imprevistos dentro de la propia jornada, por lo que debemos llevar un encima un botiquín de caza en el que no pueden faltar desinfectantes, antibióticos, un spray de polvo de aluminio (para proteger y cicatrizar heridas), gasas algodón…  y cinta americana que será de mucha utilidad en caso de necesitar hacer un vendaje de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *