Recomendaciones a monteros (I)

 

Recomendaciones según el Manifiesto de la Montería

Éstas son algunas de las recomendaciones a monteros establecidas en el Manifiesto de la Montería y que todos deberíamos conocer y practicar.

En primer lugar, se hace referencia al resultado de la propia montería, que no siempre es el esperado por los monteros ni por los organizadores de la misma. Ello puede ser debido a distintos motivos, circunstancias ajenas a la propia organización e igualmente pueden deberse a razones propias de monteros, rehalas, etc…

La pericia de los tiradores, calidad de las rehalas, circunstancias climatológicas y otras, pueden dar lugar a resultados poco esperados.

Se habla en el Manifiesto, de las monterías de invitación. En ellas, el invitado deberá respetar la organización de los puestos indicada por el propietario, así como también tener claro que, la propiedad de las reses abatidas, pertenece al anfitrión, y, por tanto, deberemos solicitar permiso de éste si queremos llevarnos algún trofeo a casa.

Continúa el Manifiesto recordando el tema de la puntualidad, deberemos acudir puntualmente a la junta y además deberemos cumplir escrupulosamente las indicaciones y sorteos, al objeto de no demorar la salida de la armada.

Se establecen indicaciones sobre la utilización del vehículo del montero, que no deberá abusar de su uso dentro de la mancha ni llevar excesivo bagaje a la hora de la salida hacia el puesto.

En cuanto a los acompañantes del montero, éstos deberán mantener siempre la debida compostura y silencio al objeto de no perjudicar al resto de la armada.

Se indica también la exigencia de que los vecinos del puesto conozcan nuestra situación, advirtiendo a los mismos de la situación exacta de nuestra posición que impida cualquier accidente por un disparo accidental. De igual forma se destaca que la seguridad de los participantes debe ser un elemento primordial del evento, prevaleciendo sobre cualquier otra consideración.

Hay que recordar que todas estas recomendaciones van en provecho de todos y es por ello que deberíamos seguirlas al pie de la letra.

En nuestro próximo post hablaremos sobre los disparos, consejos y prohibiciones.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *