Rifle apoyado en un coche

¿Sabemos limpiar correctamente nuestro rifle?

¿Sabemos limpiar correctamente nuestro rifle? es algo que no debemos tomar a broma y exige que le prestemos la atención adecuada ya que no debemos olvidar que es un arma de precisión y tanto el cañón como el mecanismo de disparo, cerrojo o semiautomático, son elementos que habrá que tratar con mucho mimo.

Preparación

Con carácter previo a la limpieza del arma, debemos asegurarnos en primer lugar de que el rifle no tenga ninguna bala en la recámara. Una vez que nos hemos asegurado de ello, debemos extraer el cargador y empezar con el desmontaje de nuestro rifle.

Obviamente, no es lo mismo si nuestra arma es de cerrojo o semiautomática, en el caso de rifle de cerrojo, su limpieza será bastante más fácil que la del semiautomático ya que bastará con retirar el cerrojo y proceder a la limpieza del cañón.

Para la limpieza del arma necesitaremos baquetas, jags (los jags son los elementos que se enroscan en el extremo de la baqueta, generalmente en forma de cilindro con púas de diferentes materiales) un líquido lubricante limpiador, paños limpios y líquido abrillantador para la mira telescópica.

Procedimiento

En primer lugar comenzaremos con una baqueta con un jag metálico, generalmente latón, que introduciremos en el cañón con extremo cuidado al objeto de no herir el ánima del cañón. La erosión de la rayadura del cañón podría ocasionar un desgaste de éstas y consiguientemente una pérdida de efectividad en el disparo.

Así, meteremos la baqueta por el cañón varias veces sin apretar demasiado con la intención de conseguir despegar los posibles restos de pólvora, esquirlas de la bala, o restos de hojas o ramas que se hayan podido introducir.

A renglón seguido, introduciremos una segunda baqueta con un jag de tipo cepillo no metálico menos abrasivo que el anterior con el fin de retirar las posibles incrustaciones de que hablábamos antes, pólvora, ramas, esquirlas, etc… El mismo consejo antes, si bien este jag es menos abrasivo, máximo cuidado para no herir el ánima.

Por último, introduciremos una baqueta con un jag de tipo tampón de algodón al objeto de eliminar cualquier posible resto y sobre todo limpiar cualquier posible resto de grasa o líquido que hayamos utilizado al introducir las baquetas.

De igual forma, el cañón también deberá ser limpiado por su parte exterior aplicando algún líquido lubricante para limpieza de armas, no muy abrasivo y un paño seco.

La torreta del rifle exigirá máxima precaución al objeto de evitar en lo posible alterar los roscas de ajuste. Misma mecánica anterior, un líquido de limpieza de armas, un paño seco que no deje pelusa y mucho mimo.

Para la mira emplearemos un líquido para cristales y un paño seco empleando especial atención a las juntas de la lente con los tubos en las que van sujetas, ayudándonos si es necesario con un bastoncillo de algodón ya que la zona de las juntas es donde más porquería se acumula.

Con la culata, habrá que diferenciar si es de madera o sintética, si es madera, un líquido para limpieza de madera con algo de barniz si está muy desgastada y si es sintética, bastará con un paño húmedo.

Preguntas frecuentes

¿Con qué frecuencia tengo que limpiar el rifle?

La limpieza de nuestra arma irá en función de la utilización que le hayamos dado, esto es, cuanto más disparada, más limpieza. En todo caso, creo que limpiándola una vez que termine la temporada será más que suficiente.Aproximadamente una vez al año.

¿Vale cualquier producto de limpieza?

Lo indicado es que utilicemos productos de limpieza especiales para armas ya que podemos emplear productos demasiado abrasivos no adecuados.

¿Es necesario desmontar el rifle para su limpieza?

La mejor opción es desmontarlo para que la limpieza llegue a todas las partes fundamentales del arma, no obstante, si tenéis miedo de desmontarlo por si al final nos sobra alguna pieza, al menos, limpiar bien el cañón, aunque sea accediendo por la boca, y un spray lubricante sobre el resto.

Finalmente, quiero apuntaros nuestros patrocinados de hoy, un magnífico maletín de limpieza para vuestro rifle y escopeta. Se presenta en este cómodo y vistoso maletín rígido y contiene todos los elementos indispensables, baquetas, cepillos de diferentes tipos y cómo no, nuestro spray lubricante para armas con cánula para aplicaciones de precisión en lugares de difícil acceso.

Aprovecha esta oportunidad y tus vacaciones de Semana Santa para dar un repaso a tus armas sirviéndote de estos dos magníficos productos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *